El Gobierno concede a A Coruña lo que le niega a Oviedo

Galicia proyecta un parque tecnológico en su fábrica de armas, propiedad de Defensa. En la capital asturiana siguen sin avances las negociaciones para dotar de contenido a La Vega


A Coruña / Oviedo

El aprovechamiento de los terrenos de la antigua fábrica de armas de Oviedo es una de las grandes causas pendientes de la ciudad. Los 120.000 metros cuadrados en pleno centro ofrecen a la capital de Asturias un abanico de opciones que, por el momento, están en el aire debido a las reticencias de Defensa -propietaria de las instalaciones- a ceder su uso. Ayuntamiento y Gobierno central negocian un posible acuerdo, pero las conversaciones no acaban de cristalizar en un pacto que permita desbloquear la situación. Mientras tanto, la Universidad de A Coruña proyecta el mayor parque tecnológico de Galicia en la fábrica de armas de la ciudad. Esa operación, a diferencia de la Oviedo, cuenta con el respaldo del Gobierno central -también propietario de los terrenos-.

Oviedo y Defensa negocian en dos frentes. Por un lado, el reconocimiento de la titularidad municipal de una parte de los terrenos. El ministerio ha aceptado la titularidad de Oviedo de 9.400 metros cuadrados, pero el equipo de Gobierno aspira a la inclusión de otros 10.000 metros cuadrados en la zona del convento y el claustro. Paralelamente exploran la posibilidad de una cesión para que las instalaciones no sigan deteriorándose, con el perjuicio económico que ello supone, y por las posibilidades que ofrece a la ciudad. El éxito de la Fábrica Scorsese en la entrega de los Premios Princesa anima al equipo de gobierno a poner en valor ese patrimonio. Por el momento, el Ejecutivo central no ha puesto facilidades. 

Defensa quiere hacer caja con La Vega y ha puesto precio a las instalaciones: 32 millones de euros. Desde el ayuntamiento no se han posicionado de forma oficial sobre esta opción. El único que lo ha hecho es el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, que hace dos meses aseguró que se trata de una cantidad «asumible».

El caso de A Coruña

La situación de Oviedo contrasta con la de A Coruña, donde tres ministerios -Industria, Defensa y Universidades-, han dado el visto bueno a su proyecto. Impulsado por la Universidad de A Coruña, el objetivo es crear una potente infraestructura que permita alojar empresas del sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) para vincularlas al mundo académico y a los centros tecnológicos. La UDC esboza así el que sería el mayor centro tecnológico de Galicia de la mano del clúster gallego del sector. Estas son sus líneas estratégicas, a desarrollar a partir del 2019:

Objetivo

Crear un eje internacional de la innovación. La intención es crear un espacio físico en el que se integren la UDC, los centros tecnológicos y las empresas del sector TIC para convertir A Coruña y Galicia en eje internacional de la innovación. Busca la colaboración con otros polos tecnológicos, como los de Santiago, Vigo e incluso el aeródromo de As Rozas, en Lugo.

Apoyo institucional

Las Administraciones, detrás. El proyecto ha llegado ya a manos de las principales Administraciones gallegas, como Xunta, Diputación de A Coruña, Ayuntamiento de A Coruña o concellos del área metropolitana, pero ha recibido también el visto bueno de los ministerios de Industria, Defensa y Universidades, y de instituciones europeas.

Firmas implicadas

Locomotoras del sector. Aunque no han trascendido aún todas las empresas que están dispuestas a participar en el proyecto, ya hay nombres concretos sobre la mesa, como R o Indra, auténticas locomotoras tecnológicas que verían con buenos ojos una provisión de suelo en esa Ciudad de las TIC y las ventajas de trabajar en un entorno colaborativo, con la UDC como respaldo.

Ubicación

La fábrica de armas. Con un espacio de casi medio millón de metros cuadrados y bien comunicada, al situarse en el acceso principal de la ciudad (Alfonso Molina), la fábrica de armas es la apuesta de la UDC para su proyecto. La universidad propone absorber y reciclar al personal de Hércules de Armamento, que es la concesionaria actual de unas instalaciones que pertenecen a Defensa. El ministerio está tramitando la reversión de la concesión a Hércules por incumplimientos del contrato.

Instalaciones

Con auditorio y piscina. Está prevista la distribución de la fábrica de armas en varias áreas. El aprovechamiento de las actuales naves -algunas, sin uso y muy deterioradas- mediante una reforma específica permitiría agrupar las firmas en un campus empresarial TIC en el que sería imprescindible la conectividad 5G. Están previstos también espacios para alianzas estratégicas y para las spin-off universitarias y firmas emergentes, así como zonas comunes como un auditorio y salas para conferencias y mesas redondas. Otra área acogería las dependencias dedicadas a formación, donde tendría mayor peso la UDC, y la parte social del proyecto pretende poner a disposición de los trabajadores de la Ciudad de las TIC servicios que aporten calidad de vida, como guardería o comedor, y sugiere aprovechar incluso la piscina actualmente sin uso con que cuenta la fábrica de armas.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

El Gobierno concede a A Coruña lo que le niega a Oviedo