El Principado confía en la lluvia para no tener que extender el protocolo por contaminación

Lastras asegura que solo extendería la alerta a Gijón y restringirían el tráfico en Oviedo si se incumplen las previsiones de Aemet

Una nube de humo sobre el cielo de Oviedo
Una nube de humo sobre el cielo de Oviedo

Oviedo

El Gobierno regional confía en que se cumplan las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que apuntan a una posibilidad de lluvia del 85% para las próximas horas, para no tener que adoptar medidas que conlleven restricciones al tráfico en ciudades como Oviedo. El Principado activó ayer el protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire en la zona de las cuencas mineras en nivel preventivo, una medida adoptada el pasado lunes en el caso de Oviedo ante la inversión térmica registrada en los últimos días, marcados por la ausencia de vientos y la carencia de precipitaciones.

Según ha señalado el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, la administración autonómica sólo elevaría el protocolo a nivel 1, y estudiaría su extensión a ciudades como Gijón, en caso de que se incumplieran las previsiones meteorológicas para las próximas horas. La red de control de la calidad del aire cuenta con cinco estaciones en la zona de Oviedo, cuatro de ellas situadas en el propio concejo -Palacio de los Deportes, Plaza de Toros, Purificación Tomás y Trubia, y otra en Lugones (Siero).

El pasado lunes se registró la superación de los umbrales recomendados para las partículas en suspensión PM2,5 (con diámetro inferior a 2,5 micras) en las estaciones del Palacio de los Deportes y Lugones. Los valores altos persisten en el entorno de ambas estaciones por lo que el protocolo sigue activado lo que llevó al Ayuntamiento de Oviedo a realizar ayer varios baldeos para tratar de reducir la contaminación y evitar la activación del nivel 1, que supondría la aplicación de restricciones al tráfico. 

Comentarios

El Principado confía en la lluvia para no tener que extender el protocolo por contaminación