La jueza rechaza las medidas solicitadas por Burger King para mejorar los accesos al Calatrava

El auto no es firme y cabe interponer un recurso de apelación


Oviedo

Una juez de Oviedo ha denegado la petición de los propietarios del establecimiento de Burger King ubicado en el centro comercial del edificio Calatrava de Oviedo para que la empresa que gestiona el espacio adopte medidas para mejorar la señalización de la entrada, retirar los carteles de cierre o facilitar accesos al aparcamiento.

La titular del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Oviedo ha dictado un auto en el que explica que mientras dure el proceso judicial que mantienen con los propietarios del centro comercial éstos sólo deben de mantener abierta, con las debidas medidas de seguridad, la zona de acceso imprescindible que permita entrar al Burger King, único local que permanece abierto, informa EFE. Por ello, según la juez, si se está en disconformidad con el contenido de la medida tal y como fue acordada, la forma o vía adecuada para obtener una variación o modificación es a través de un recurso de apelación.

Los propietarios de la hamburguesería alegaban que la medida cautelar adoptada a través de un auto, fechado el pasado 25 de marzo, no se estaba cumpliendo adecuadamente faltando a la adopción de las debidas medidas de seguridad y se apoyaba esencialmente en el contenido del contrato entre las partes y en las conclusiones de un informe que acompañaba.

Frente a sus alegaciones, los propietarios del centro comercial del edificio Calatrava se opusieron y aportaron un informe técnico y planos sobre la adecuación de las medidas de seguridad y evacuación adoptadas. La juez de Oviedo señala que, al estar inmersos en el ámbito de una medida cautelar, el procedimiento no autoriza a verificar un análisis en profundidad del contenido de los contratos entre las partes; ni es factible tampoco obtener una revisión de lo acordado en el auto de adopción de la medida a través de un estudio de cláusulas u obligaciones contractuales.

El auto explica asimismo que la medida adoptada fue la de mantener abierta, con las debidas medidas de seguridad, la zona de acceso imprescindible del centro comercial de Oviedo que permita al público y demás usuarios, tanto proveedores como empleados, entrar al local arrendado mientras dure el procedimiento judicial.

A su juicio, muchas de las medidas que solicita Burger King, entre las que cita la retirada de carteles de cierre, posibilitar accesos a través del párking u otras medidas basadas en el contenido del contrato o el Reglamento de Régimen interior exceden «con mucho, de lo acordado en su momento». El auto no es firme y contra el mismo cabe interponer un recurso de apelación.

Tags
Comentarios

La jueza rechaza las medidas solicitadas por Burger King para mejorar los accesos al Calatrava