Todos los secretos que esconde el bosque de La Zoreda

OVIEDO

Restos de los búnkers de la antigua fábrica de explosivos de La Manjoya, en las afueras de Oviedo, actualmente llenos de grafitis y de vegetación del frondoso bosque de La Zoreda.
Restos de los búnkers de la antigua fábrica de explosivos de La Manjoya, en las afueras de Oviedo, actualmente llenos de grafitis y de vegetación del frondoso bosque de La Zoreda. JLCereijido

Pedro Zapico, arquitecto del plan de empleo, considera que sería necesario un proyecto de recuperación «ambicioso» para poner en valor el patrimonio descubierto

27 abr 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

A poco más de 5 kilómetros del corazón de Oviedo, la ciudad esconde uno de sus secretos mejor guardados. El hallazgo estrella en la Zoreda son los restos musterienses que podrían sugerir la presencia de población neandertal en la zona. A falta de un estudio en profundidad, el descubrimiento ha generado unas expectativas importantes que tendrán que confirmar las nuevas pruebas. Junto a ellos, los aproximadamente 240.000 metros cuadrados de bosque albergan construcciones históricas que habían quedado en el olvido y de los que no quedaban restos en los inventarios municipales. Alguno de ellos es del siglo XVIII y, por su interés, Pedro Zapico, arquitecto del proyecto a través del cual se está limpiando el terreno, considera que sería conveniente un «plan de recuperación ambicioso».

Los robles, hayas y castaños se entremezclan con las ardillas, corzos o jabalíes que habitan el bosque. Con el paso de los años, y tras el abandono de la fábrica de explosivos, la maleza ha ido ganado terreno, especialmente lejos de las vías hormigonadas que cruzan la zona. En el interior el acceso se ha ido complicando con el paso del tiempo y eso ha provocado que, pese a la cercanía a la ciudad, las edificaciones hayan caído en el olvido.

El tripartito -Somos, PSOE e IU- ha aprovechado los planes locales de empleo para limpiar y desbrozar la zona, y estos trabajos han dado unos resultados sorprendentes. Zapico explica que una de las construcciones más llamativas que han aparecido son dos edificios racionalistas de los años 30 del siglo pasado. Aunque en apariencia es solo un inmueble, en realidad son dos unidos por una conexión subterránea.