Un desvío de la «Y», viviendas, zonas verdes: la «nueva Vega» transformará la fisonomía de Oviedo

OVIEDO

Fábrica de Armas de la Vega de Oviedo
Fábrica de Armas de la Vega de Oviedo GOOGLE MAPS

Los futuros usos de la antigua fábrica de armas permitirán crear un gran eje en el corazón de ciudad, junto a El Vasco y Gascona. La entrada a la ciudad por la Y separará la nave del taller de cañones del resto del recinto fabril

22 jul 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Oviedo sufrirá una transformación radical una vez que se ejecuten todos los proyectos que las administraciones tienen pensadas para la antigua fábrica de armas. El proceso lleva sus trámites y tardará años en acabarse pero, si finalmente se lleva a cabo, el corazón de la capital contará un nuevo eje formado por La Vega, El Vasco y Gascona. Un polo empresarial y otro cultural, zonas verdes y viviendas son los principales usos que el Ministerio de Defensa, el Principado y el Ayuntamiento de Oviedo han acordado para esos terrenos. Además, la entrada a la ciudad por la Y también se verá afectada por el cambio, ya que se modificará el recorrido actual de la autovía para alejarla de San Julián de los Prados. El nuevo vial transitará entre la nave del taller de cañones, donde el Gobierno autonómico creará una incubadora de empresas biosanitarias, y las naves que el Ejecutivo municipal dedicará a ampliar ese eje empresarial.

El acuerdo al que han llegado las partes incluye que el ayuntamiento se quede con el 75% de los terrenos, Defensa con el otro 25%, y que el Principado obtenga la nave del taller de cañones, proyectado por Ildefonso Sánchez del Río. En esa instalación es donde se ubicará una de las iniciativas más interesantes y que más consenso ha generado desde el principio: un polo de empresas tecnológicas con un papel destacado de compañías biosanitarias y de inteligencia artificial.

El abanico de posibilidades que se abre es amplio, ya que en las inmediaciones de La Vega se encuentran el Hospital Universitario de Asturias (HUCA); el Instituto de Investigación Sanitaria del Principado de Asturias (Ispa); el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); la Fundación para la Investigación y la Innovación Biosanitaria de Asturias (Finba); el Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (Incar); el Instituto de Productos Lácteos de Asturias (IPLA), cuya nueva sede se está levantando en La Corredoria, o Vivarium (un espacio del Ayuntamiento de Oviedo formado por instalaciones y laboratorios para alojarse o alquilar un espacio fijo de preincubación de investigación). La idea es atraer a todas estas entidades al nuevo eje empresarial.