Cronica: Un líder llamado Carlos Carmona

El Sporting gana (2-0) tras un segundo tiempo notable con un estelar Carlos Carmona.

Sporting
Sporting

Sin necesidad de hacer un encuentro brillante, el Sporting ganó (2-0) ante un Extremadura que en la primera parte plantó cara. Recién clausurado el mercado estival, Rubén Baraja tiene todavía que pulir detalles para coordinar las piezas de un proyecto que apunta alto. De momento, el técnico ha encontrado un equipo muy trabajado en el plano defensivo, que apenas concede y que tiene calidad para acoplarse a distintas situaciones de partido. Y ahora, además, goza de jugadores de confianza en el banquillo. Los cambios, como en las dos primeras semanas, estuvieron a su nivel. Carmona, uno de los que ya estaba, lideró al nuevo líder. Falta mucho tiempo pero la pinta es ilusionante.

Mismo once y Santana titular

No hay ensayos sin evidencias para Rubén Baraja. Ayer, en el último ejercicio semanal, el técnico apostó por vestir con el peto titular a Hernán Santana. Parecía una prueba clara de su disposición a dar continuidad al último once que ganó y bien al Nástic, a pesar de firme aparición de Robin Lod. En Mareo existe cierta preocupación con el viaje del internacional con su selección, Finlandia, y la carga de minutos. Más aún cuando el jugador acaba de superar una molesta lesión que le dejó fuera del debut en Liga. Por eso, el Pipo ha decidido reservar, al menos de inicio, a Robin y dar minutos y confianza a Santana que se postula como titular seguro en A Coruña.

La sensación que sigue dando el canario es de un jugador en estado de alerta. Con miedo a cometer un error que le condene con banquillo. Precisamente eso, el miedo, le inhibe para abrirse, liberar su fútbol que solo aparece a cuentagotas. De todas formas su nivel de participación y despliegue ha crecido respecto al del último tramo de temporada, donde acostumbraba a esperar turno en banquillo o grada.

 Falta de fluidez y dureza del Extremadura

Quizás algo confiado, el Sporting no entró nada bien al partido. Se encontró con varias piedras inesperadas. Falta de fluidez en el juego. Hoy el trivote formado por Cofie, Sousa y Santana no era dominador. Un colegiado, Soto Grado, permisivo. Y un Extremadura muy intenso, bien armado por dentro y totalmente inmerso en la competividad de Segunda. Cada tentativa de salida local era frenada por falta y el Sporting, algo lento, falto de ideas, tenía que volver a empezar. El único peligro estaba en los desmarques de Uros Djurdjevic. El serbio, que erró una clara primera ocasión, encontró la red de segundas, tras un balón filtrado de Carmona, aunque estaba en posición ligeramente adelantada.

 Claro penalti no señalado

Al filo del descanso, Soto Grado decidió mirar para otro lado tras un derribo tan estúpido como nítido de Djalo, que además tenía tarjeta, sobre Álvaro Jiménez. Sousa envió un balón al espacio y el central del Extremadura se abrazó a Álvaro como una despedida emotiva de aeropuerto. Soto Grado, sin VAR, se quedó ciego.

Expulsión de Djalo

El Sporting asomó de forma distinta tras el descanso. Más descarado, fluido, con la ambición de ganar. En cambio, el Extremadura, quizás de forma intuitiva, reculó. Se acumularon las mejores ocasiones, con jugadas de importante nivel colectivo. Al 60, Rubén Baraja sorprendió con un cambio táctico. Entraba Lod y se retiraba Jiménez, que sigue dando muestras de estar lejos de su mejor plano físico. El finlandés pasaba a la izquierda y Carmona a la derecha. Un minuto después, incluso menos, Djuka ganó un balón de espaldas y Djalo, que debía estar expulsado desde hacía más de media hora, repitió su práctica. Soto Grado lo mandó a la grada.

Cambio táctico y penalti riguroso a Neftali

Con uno menos, el Extremadura, que ya mucho antes había reculado, se limitaba a defender y esperar. Faltaba algo más de veinte minutos, demasiado. El Sporting ya estaba disparado. Manu García, portero visitante, era el destacado, frenando cada remate con distintas intervenciones de mérito. Hasta que Rubén Baraja decidió hacer un giro táctico ofensivo e introducir a Neftali por Santana. El suizo acompaña a Uros en ataque y Sousa, el chico para todo, pasaba al doble pivote con Cofie. Y claro la memoria a veces juega malas pasadas. Soto Grado culminó su actuación señalando penalti de Borja García por Manzambi. Penaltito. Carmona, el mejor de largo, lo convirtió.

 Nacho Méndez cierra el partido

Transformado el penalti, Rubén Baraja recuperó el dibujo habitual y puso en liza a Nacho Méndez por Uros. El delantero serbio se retiró ovacionado, tras un partido en el que demostró su potencial, sin claridad en el gol. Y en diez minutos, Nacho demostró que no solo está hecho sino que ya está para tomar. Cambió la cara de un equipo que ya estaba mucho mejor que en el primer tiempo. Conectó con Geraldes, que está ganándose a pulso ser titular, y cerró el encuentro. El Sporting es líder. A Coruña marcará el nacimiento de un proyecto que, de momento, ilusiona.

Alineaciones

Real Sporting de Gijón: Mariño; Geraldes, Álex Pérez, Babin, Molinero; Hernán Santana (Neftali min 67), Cofie, Sousa; Carmona, Álvaro (R. Lod min 60) y Uros (N. Méndez)

Extremadura: Manu García; Aitor ( Valverde min 74), Pardo, Djalo, Pomares; Alex Diez, Granero (Willi 77), Barrera, Kike Marquez; Chuli (B. García) y Enric Gallego

 Goles: 1-0 Carmona (P. Min 72) 2-0 N. Méndez (Min 87)

Valora este artículo

14 votos

Cronica: Un líder llamado Carlos Carmona