Ex Sporting: La 'desaparición' de Traoré

D.A. GIJÓN

SPORTING 1905

Lacina Traoré
Lacina Traoré

Su carrera y su vida privada, en el filo

10 jul 2019 . Actualizado a las 15:54 h.

La lista de polémicas alcanza una longitud similar a la altura del protagonista. Lacina Traoré, de recordado paso por las filas del Sporting de Gijón, regresa al ojo de la tormenta. El delantero costamarfileño, protagonista de una de las operaciones de mercado más decepcionantes en la historia reciente del conjunto rojiblanco, está 'desaparecido'. Con su actual club, el Ujpest de Hungría, en preparación de la nueva temporada desde el pasado 20 de junio, el ariete no ha dado señales de vida.

Según el club, no fue la primera ni, probablemente, la última vez que el jugador se incorporara fuera de plazo. Sin embargo, en este ocasión, el retraso ha supuesto que se le tuviera que enviar una notificación oficial al atacante, como recordatorio de que tenía que cumplir con sus obligaciones contractuales. Su caso ya ha sido tomado por los abogados del club, al no recibir respuesta alguna. Traoré, que se unía a las filas del Ujpest el pasado mes de marzo tras haber pasado la primera mitad de la temporada sin equipo, ha disputado 9 encuentros y anotado tres goles con el conjunto blanquivioleta, al que parece que no tiene previsto volver, pese a poseer contrato en vigor.

La razón de su desaparición se podría encontrar en un delicado asunto familiar. El nombre del exdelantero rojiblanco, que en su periodo en Gijón también protagonizara diversos episodios extradeportivos, ocupa las páginas de la prensa amarilla en Costa de Marfil. Traoré, que ha sido padre hace apenas dos meses, habría sufrido la infidelidad de su pareja, siendo el internacional por Mali y jugador del Brighton inglés, Yves Bissouma, el verdadero progenitor de la criatura. Debido a la desagradable situación, el delantero probablemente no volverá a Újpest, Sin embargo los aficionados casi no lo lamentarán, porque Traoré, que había llegado al equipo con grandes esperanzas, sólo pudo anotar tres goles, los tres desde el punto de penalti.