Lo que no sabías del último bote millonario de Fran en Pasapalabra

El asturiano ha ganado más de un millón de euros tras 167 programas

Fran González gana el bote de «Pasapalabra» con la letra R
Fran González gana el bote de «Pasapalabra» con la letra R

Redacción

Los nervios y la risa se mezclaban en la cara y en las manos de Fran González. El rosco entero en verde salvo por la letra R. Christian Gálvez bromeaba y el asturiano no desvelaba lo que cruzaba por su mente. Había participado en 167 programas antes y estaba curtido. En 15 ocasiones se había quedado a una palabra. «Con la R, apellido del ingeniero francés que, junto a Arthur C. Krebs, construyó el dirigible militar La France en 1884». Esa era la incógnita que tenía que desvelar para llevarse el bote de 1.542.000 euros, el tercero más alto de la historia del concurso. El asturiano boquiabierto no se lo podía creer, la emoción se apoderó de él y comenzó a llorar contagiando a invitados y público que no paraban de ovacionarle. «En la vida hay que tener perseverancia, tesón, creer en las cosas y hacerlas», afirmaba el concursante mientras el presentador alababa su tenacidad. Se había embolsado un bote millonario, histórico.

Así fue el programa

En esta ocasión, como en las dos ediciones previas a su victoria, el participante del equipo naranja contaba con la ayuda de Boris Izaguirre y Pilar Cernuda contra su contrincante, José Manuel Seseña, apoyado por Nina y Agustín Jiménez en el equipo azul. González, parecía tranquilo en las primeras pruebas y así lo demostró ganando la fase de Uno de Cuatro. Jugando con distintos personajes famosos, tenían que adivinar quién había hecho qué. Al equipo naranja le tocaron diferentes Davides como el conocido David Delfín y al naranja Antonios, como Antonio Flores y Antonio Gala. El equipo de Fran, logró hacerse con la prueba acumulando 24 segundos a la prueba final, frente a los azules, que acumularon 18 segundos.

En la siguiente fase, que consiste en adivinar canciones, el asturiano dejó boquiabierto al plató acertando la canción Creep de Radiohead a la primera. De igual manera capeó la prueba de la Sopa de Letras, en la que su equipo consiguió 30 segundos, que sumados a los que ya tenía acumularon 59 más para la prueba final. Sin duda, un tiempo que ha ayudado a Fran en gran medida en el Rosco.

Cuando llegó la hora de la prueba final Gálvez recordó que el asturiano llevaba más de 176.000 euros acumulados después de 167 programas, pero que quizás ya era hora de ganar. González agradeció a sus compañeros y a sus contrincantes toda la ayuda y alegría de la que dotaron al concurso. Con la templanza que le caracteriza, el asturiano acertó ocho palabras seguidas en la primera ronda. Incluso José Manuel Seña, su oponente, que lo miraba con admiración le espetó: «Eres un crack». Y no es para menos, pues Fran llegó a estar a tres palabras y 36 segundos de acabar el rosco.

A una palabra de «un millón de euracos»

Cuando tan solo le quedaba una palabra la tensión era latente en el plató, Fran no paraba de agitar las manos alterado y en su cara se podía leer que quizás hoy sí era el día, que iba a ir a por todas. «¿Estás nervioso?», bromeaba Christián Gálvez, a lo que el concursante respondió: «¿Cómo lo sabes? No se me nota, eh». El presentador, viendo el gesto de firmeza del asturiano le pidió que recordase qué haría con el bote si lo ganase. «Invertir en salud e investigación, ayudar a la familia. Y viajar mucho, visitar las grandes capitales europeas como Móstoles, Leganés...» comentaba chistoso y añadía que si ganaba hoy «montaba una fiesta de la hostia».

Y así fue a pesar de que para la R, apellido del ingeniero francés que, junto a Arthur C. Krebs, construyó el dirigible militar La France en 1884, Fran tenía dos opciones. «Un millón quinientos cuarenta y dos mil euracos», soltó antes de acertar la última letra. Cuando el presentador le dijo que había acertado Fran no se lo podía creer. Completamente alucinado y boquiabierto se dirigió corriendo a Gálvez, que lo abrazó haciendo que el concursante rompiese a llorar. Su contrincante, se acercó a él alegre por su victoria y le dijo: «Te lo mereces». El público no paraba de ovacionarle, ya que, tal y como dijo Christian, el asturiano se había ganado el cariño de la gente tras tantos programas acompañándole en su aventura. «No te puedo rapar», bromeaba el periodista para intentar que el ganador se recompusiera porque no podía ni hablar.

Cuando se recuperó, con la familiaridad que le caracteriza, Fran le dedicó el programa a su tía fallecida recientemente. «En la vida hay que tener perseverancia, tesón, creer en las cosas y hacerlas», afirmaba después de llamar a su madre para contarle la noticia en directo y escanciar un culín de sidra al más puro estilo asturiano.

Esa respuesta que Fran y pocos más sabían era la siguiente. Con la R, apellido del ingeniero francés que, junto a Arthur C. Krebs, construyó el dirigible militar La France en 1884: Renard.

Comentarios

Lo que no sabías del último bote millonario de Fran en Pasapalabra