José Andrés cierra de forma repentina uno de sus restaurantes en Miami

El chef asturiano asegura que el negocio «estaba funcionando muy bien»

El chef asturiano José Andrés
El chef asturiano José Andrés

Miami

El chef español José Andrés cerró de manera repentina su restaurante Bazaar Mar de Miami (Florida, EE.UU.) al cambiar de dueño el hotel donde estaba el local, ubicado en la zona financiera de Brickell, según informó el cocinero asturiano.

«No fue mi idea. El restaurante estaba funcionando muy bien, pero desafortunadamente yo no era el dueño de la propiedad», escribió en su cuenta de la red social Twitter el chef, radicado en Estados Unidos, según informa EFE.

El local cerró el pasado 31 de marzo, diez días después de la apertura en Florida de Jaleo, otro de sus locales, situado en el corazón de Walt Disney World Resort y que ofrece un menú centrado en los platos más conocidos de la cocina tradicional española. José Andrés -dueño de una treintena de restaurantes en Washington, Los Ángeles, Miami, Las Vegas, San Francisco, Puerto Rico y Ciudad de México- aseguró sin embargo que su clientela verá de nuevo a Bazaar, sin dar más detalles.

La constructora The Related Group, del cubano-estadounidense Jorge Pérez, vendió en enero pasado el lujoso hotel SLS Brickell, donde estaba Bazaar Mar desde hacía más de dos años, a una corporación de Delaware, según la revista del sector inmobiliario Real Deal. El otro restaurante de José Andrés en el sur de Florida, Bazaar en el SLS Miami Beach, permanece abierto.

José Andrés publicó en 2018 el libro «Alimentamos una isla», en el que narra su intensa actividad en Puerto Rico, tras ser devastado por un huracán, para alimentar a los damnificados y contribuir a la recuperación de las zonas más afectadas. Se trata de una de las iniciativas que ha emprendido con la vertiente social de su conglomerado empresarial, World Central Kitchen, con el que ha dado de comer a poblaciones afectadas por catástrofes naturales en América.

Comentarios

José Andrés cierra de forma repentina uno de sus restaurantes en Miami