¿Cómo afecta a la salud?

Malestar general, cambios de humor e incluso trastornos digestivos son algunos de los efectos que puede producir la variación horaria