Argentina se descosió

La muerte del fiscal que acusó a Cristina Fernández de encubrir a los autores del atentado contra la AMIA agranda el foso entre los ciudadanos y el Gobierno