El hombre que reinventó el fútbol y se quedó calvo

Josep Guardiola ha cumplido cuarenta años convertido en un icono del barcelonismo, en un símbolo del buen fútbol y en el ejemplo de un líder volcado en la gestión de un grupo