.

Si estás depre lo mejor es ¡trabajar!

Atarse al sofá por un disgusto es un error y una forma de amplificar el dolor, al menos esa es la recomendación que dan muchos terapeutas, que  ven una oportunidad de evolucionar en cada revés: «Todos los apredizajes se producen a través de procesos dolorosos»