Física y filosofía, en el origen

El ingeniero David Fernández-Ordóñez y profesores de la Universidad de Poitiers se encargaron en su momento de los cálculos