Orden en el universo autónomo

Los Países Bajos lideran una ofensiva para acabar con la precariedad en este sector y proponen una tarifa única de 16 euros la hora por sus servicios, cinco por encima de la del salario mínimo