Julio Álvarez Fariñas

Venezuela, una dictadura ya sin complejos

Que Venezuela no tenía un régimen democrático, strictu sensu, es una realidad constatable por cualquier analista que haya seguido los avatares de este gran país en las dos últimas décadas. No reunía las premisas para ser etiquetado como una dictadura a la vieja usanza, pero desde el pasado viernes ya es un caso de libro.

LAS AMÉRICAS

Venezuela, ¿para qué las elecciones regionales a gobernadores?

Maduro no parece darse por aludido del rechazo interno y externo a su pantomima de Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que acaba de echar a andar y sigue sacando conejos de la chistera para distraer al personal. El último, la convocatoria de elecciones a gobernadores en los 23 estados federales -la versión venezolana de las autonómicas españolas- para el próximo octubre

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro, durante el acto de cierre de campaña para la elección de la Asamblea Constituyente

Venezuela, ¿quién excarceló a Leopoldo, por qué y para qué?


Leopoldo López, el preso político más emblemático de Venezuela, ha sido trasladado en la madrugada del pasado sábado desde el penal militar de Ramo Verde a su domicilio familiar en el barrio caraqueño de los Palos Grandes. De momento sigue privado de libertad, pero ya hay indicios suficientes para pensar que este puede ser el principio del fin de la pesadilla de casi 30 millones de venezolanos.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro, durante el acto de cierre de campaña para la elección de la Asamblea Constituyente

La crisis venezolana y sus efectos colaterales

Lo de Venezuela está adquiriendo cada día tintes más dramáticos. Las protestas callejeras que empezaron hace mes y medio, son más masivas cada día, y no solo en Caracas. Las hijas y demás familia de la cleptocracia chavista está siendo objeto de escraches desde Australia hasta Miami, pasando por Barcelona y Madrid.

Diosdado Cabello y Nicolás Maduro, durante el acto de cierre de campaña para la elección de la Asamblea Constituyente

Nicolás Maduro y Vladimir Padrino, tal para cual

Venezuela sigue avanzando hacia el caos con un Nicolás Maduro que se sostiene en el poder a pesar de la creciente presión popular en la calle y el cada día mayor aislamiento internacional. Su único sustento es un Vladimir Padrino, ministro de Defensa, más discreto en las formas, pero más peligroso, porque controla todo el aparato represivo del Estado.