El salón de Ginebra apuesta por las berlinas y los coches eléctricos

Presentan en la feria un vehículo que se convierte en helicóptero


Ginebra / E. especial

Cuando los datos del mercado apuntan a un declive de las berlinas frente a los irresistibles SUV, en el salón de Ginebra hemos podido ver una ofensiva de las primeras, con muchas marcas apostando por nuevos modelos, entre ellas Peugeot que quiere cambiar el paso de su 508 presentando una nueva generación rompedora, con una línea muy deportiva y atrevida que se podrá ver en las calles a partir del mes de septiembre. Pero no ha sido la única, ya que entre las Premium Mercedes nos desveló un nuevo Clase C y Audi presentaba a bombo y platillo un nuevo A6 rompedor, un coche que tiene las mismas capacidades de conducción autónoma prácticamente que su buque insignia A9.

Si en Peugeot el 508 tenía protagonismo, este era compartido con un producto gallego, el nuevo Rifter, el coche que en versión de pasajeros se produce en Vigo junto al Citroën Berlingo.

La nueva Citroën Berlingo debuta en el Salón de Ginebra Esta furgoneta, que será fabricada principalmente en Balaídos, es un vehículo clave para PSA al ser uno de los comerciales más vendidos en Europa. Llega con novedades estéticas, interiores mejorados y una mejor conducción.

Ambos modelos gozaron de mucha aceptación entre los medios de comunicación en esta puesta de largo suiza, sobre todo después de los buenos resultados económicos que el grupo PSA daba a conocer hace solo unos días.

La otra apuesta de las marcas en este salón del automóvil era la de los coches eléctricos. Prácticamente en todos los grupos se redoblan los esfuerzos por lanzar productos de este corte, que parece que se adueñarán de las ciudades a medio plazo. Audi era una de las que avanzaban ya un prototipo de su E-Tron , el futuro primer modelo cien por cien eléctrico de los cuatro aros, al igual que la nueva marca nacida en el seno de Seat y denominada Cupra desafiaba a todos con un impresionante concept car de carreras eléctrico denominado e-Racer. Y no era la única marca que exhibía deportivos eléctricos, porque a pocos metros brillaba el próximo aparato del Porsche, el Mission E Cross Turismo. Atención a sus cifras: 600 caballos de potencia eléctricos y aceleración de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos. Sin ruido ni humos.

En Ginebra había espacio incluso para las sorpresas, como la que dio Renault presentando en primicia mundial un nuevo concepto de movilidad urbana, el taxi del futuro, un coche con motores eléctricos y capacidad de conducción autónoma que podría recoger pasajeros y transportarlos por la ciudad compartiendo su generoso espacio interior.

Y para acabar de arreglar el tráfico soluciones como la de la marca hindú PH-PAV que propone un pequeño coche urbano con capacidad de convertirse en helicóptero y volar en los atascos para llegar siempre a la hora. Y no crean que eran los únicos, pues Audi, Italdesign y Airbús trabajan ya en un solución parecida de un dron eléctrico de pasajeros En el Salón de Ginebra la ciencia ficción se mezcló con la realidad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El salón de Ginebra apuesta por las berlinas y los coches eléctricos