Masajes, congelación de óvulos... Así premian las empresas a sus trabajadores

ACTUALIDAD

Cuidar a la plantilla es ya una necesidad para las compañías. Y cualquier mínimo gesto marca la diferencia

24 jul 2022 . Actualizado a las 10:33 h.

En Estados Unidos, 50 millones de trabajadores decidieron en estos dos últimos años abandonar su trabajo. En España, son muchos los que ya están pensando dar el paso y dejar atrás su vida. Es lo que el psicólogo Anthony Klotz bautizó hace unos meses como la Gran Renuncia, o lo que es lo mismo, el abandono masivo y voluntario de miles de puestos de trabajo fijos por parte de personas que, tras dos años de pandemia, han decidido buscar algo mejor que les permita seguir creciendo profesionalmente pero sin renunciar a ciertas comodidades. Muchas empresas ya se han puesto las pilas. No quieren perder a sus talentos. Y en esta empresa, el sueldo no lo es todo. Por ello, muchas compañías optan por premiar y mimar a sus plantillas con pequeños gestos que pueden marcar —y mucho— la diferencia.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

1. ¡Feliz cumpleaños!

No todos los días se cumplen años y los jefes son conscientes de que sus trabajadores merecen celebrar su día especial con toda la pompa y circunstancia que requiere la señalada fecha. Por eso, en muchas empresas se premia a los suyos con uno de los mejores regalos que hay: tiempo. Un sinfín de firmas optan por dar como día libre la fecha del cumpleaños. Pero hay más. Porque todos merecemos darnos un capricho en nuestro día. Así que qué mejor que hacerlo con un cheque de cien euros para gastar en Amazon o en el Corte Inglés. La empresa pone el dinero y los trabajadores solo tienen que elegir en qué gastarlo.

2. Para cinéfilos

La del cumpleaños no es la única fecha que merece la pena celebrar. También merece un festejo el día en que el trabajador llegó a la empresa. Y con motivo de esta ocasión, las empresas regalan entradas de cine para que la plantilla acuda —acompañado de quien él quiera— a disfrutar de una película y unas palomitas en una sala de su ciudad.

3. Restaurantes, incluso con estrella Michelín

Cada mes, una tarjeta llega a los bolsillos de millones de trabajadores de las empresas más punteras. Con este pequeño plástico, pueden acudir a restaurantes a diario para alimentarse durante la pausa de la comida. Pero aquellos que prefieran tirar de táper, siempre podrán aprovechar este dinero para darse un homenaje los fines de semana. Y hay firmas que permiten invertir este dinero cada mes en banquetes mucho más exclusivos, como los que se dan en los restaurantes con estrella Michelin.

4. Viajes, coches, ropa...

Las aficiones de la gente son de lo más dispar. A uno le puede gustar llenar el armario con lo último de las pasarelas y otro puede preferir viajar por todo el mundo. Por eso, muchas empresas tienen programas de ventajas para sus trabajadores. A través de estos clubs, ofrecen toda clase de descuentos en sectores tan diferentes como el automovilístico (para que los empleados se ahorren unos euros a la hora de comprarse un coche) o el de la tecnología, para que los amantes de los videojuegos puedan comprarse la última consola o un patinete eléctrico sin tener que estirar el bolsillo demasiado.

5. La salud es lo más importante

«Mens sana in corpore sano», reza el famoso lema. Y toda ayuda es poca en este objetivo. Muchas empresas, que obligan a sus trabajadores a soportar largas jornadas sentados en una silla frente a un ordenador, cuentan con fisioterapeutas dentro del propio edificio dispuestos y preparados para aliviar los maltrechos músculos de sus compañeros. La salud no es solo cosa del cuerpo. También de la mente. Y cada vez son más las empresas tecnológicas que obligan a sus informáticos y técnicos a cogerse a lo largo del mes algún «mental health day», es decir, días alejados de la oficina para descansar mentalmente y volver con las pilas cargadas al cien por cien. Algunas llevan esta filosofía más allá y regalan entradas para acudir a balnearios. Los americanos ya llevan un tiempo probando, con buenos resultados, la semana de cuatro días. Es decir, el fin de semana se alarga hasta el viernes, contando con un día más de asueto. Y España no se quiere quedar atrás, porque compañías como Telefónica o Desigual ya están probando este horario.

6. Gimnasios, zapatillas o comida saludable

Salir de la oficina y acudir al gimnasio es una buena solución no solo para mantenerse en forma, sino también para desestresarse. Y sin estrés, las plantillas son mucho más felices y, lo que resulta más interesante para los empresarios, también más productivas. Mientras que unas optan por premiar con descuentos en gimnasios, otras directamente pagan cada mes un dinero (que puede ir desde los 20 hasta los 150 euros) para que los empleados abonen la mensualidad del gimnasio, se compren las mejores zapatillas del mercado o llenen su nevera con frutas y alimentos sanos. Todo un premio a la salud.

7. Seguro médico... para mascotas

En Estados Unidos, donde la sanidad pública no existe, ya es habitual encontrarse con empresas que se encargan de pagar el seguro médico de sus trabajadores y de los familiares de estos. Pero hay quien ha entendido en los últimos tiempos que las mascotas también forman parte de la familia. Por eso, algunas incluso se han lanzado a cubrir los seguros médicos de los perros y gatos de sus trabajadores.

8. Congelar óvulos 

Crecer profesionalmente no siempre es compatible con la maternidad. Sobre todo en las empresas tecnológicas. Por ello, algunas compañías están sufragando parte o todo el tratamiento de congelación de óvulos para que, cuando llegue el momento adecuado, tengan la posibilidad de recurrir a tratamientos de fertilidad. Esta es una posibilidad que empieza a extenderse en gran parte de las firmas más punteras de Estados Unidos, incluso hay algunas en España que parecen estar empezando a tomar nota.

9. Los gastos que conlleva un aborto 

El aborto dejó recientemente de ser un derecho constitucional en Estados Unidos. Esto implica que hay algunos estados dentro del país en los que se podrá prohibir interrumpir un embarazo, sean cuales sean las circunstancias en las que se encuentre la madre. Pero hay empresas que han decidido poner remedio y ayudar a sus trabajadoras a decidir qué quieren hacer con su cuerpo. ¿Cómo? En caso de que una de sus empleadas quiera abortar y no pueda hacerlo en el estado en el que vive, la empresa le paga parte de los gastos (en algunos casos incluso se hace cargo de toda la factura) del viaje, estancia y tratamiento que suponen tener que abortar en otro lugar lejos del hogar familiar.

10. Café

Los lunes son duros. Pero pueden mejorarlos un buen café. Por ello, hay plantillas que cuentan con una tarjeta con saldo infinito para comprarse tazas y tazas de este líquido en cualquier cafetería de la ciudad.