Así será (por fin) la Variante de los 3.590 millones

Fomento dotará a los dos tubos de ancho internacional y uno de ellos tendrá tercer hilo para el paso de mercancías. Las obras estarán listas en el verano de 2020. Oviedo quedará a tres horas de Madrid

Diapositiva con el proyecto final de la Variante de Pajares
Diapositiva con el proyecto final de la Variante de Pajares
Claudia Granda
Redacción

El Ministerio de Fomento prevé tener finalizadas en el verano de 2020 las obras de la línea de alta velocidad ferroviaria entre León y Asturias, que incluirá ancho internacional en los dos túneles de la Variante de Pajares, uno de ellos mixto para permitir el paso de mercancías. Según ha anunciado en Oviedo el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, con los proyectos diseñados por su departamento -y las mejoras a introducir en el tramo Valladolid-León- los tiempos de viaje entre Madrid y Oviedo se situarían en unas tres horas -media hora más a Gijón- y en dos horas entre León y la capital de España.

De la Serna ha presentado en Oviedo, en presencia de representantes de los gobiernos de Asturias y de Castilla y León, el diseño realizado por su departamento para la línea de alta velocidad ferroviaria entre La Robla (León) y Pola de Lena (Asturias). Dicho trazado incluye el paso por la polémica Variante de Pajares, dos túneles de unos 25 kilómetros de longitud que cruzan la cordillera cantábrica y que han supuesto una inversión de unos 3.600 millones de euros, y cuyo diseño ha sufrido varias modificaciones por parte del Ministerio de Fomento en los últimos años.

En abril Fomento anunció -atendiendo las exigencias del único diputado de Foro para aprobar los presupuestos de 2017- que equiparía ambos túneles con ancho de vía internacional para su puesta en servicio de forma simultánea, unas obras que se prolongarían hasta 2020, lo que modificaba la previsión inicial de utilizar ancho ibérico para garantizar el paso de mercancías.

No obstante, el ministerio ha desvelado ahora que equipará uno de los túneles con el denominado tercer hilo para permitir el paso de convoyes de mercancías desde su puesta en servicio tal y como exigía el Gobierno asturiano. El intercambiador de ancho estará situado en Campomanes. Aunque la idea inicial de Fomento era ubicarlo en Pola de Lena, problemas técnicos descartaron esta opción.

Los plazos

El titular de Fomento ha explicado que la parte final de la obra que queda por licitar, saldrá a concurso en febrero de 2018. Calcula que todo el proceso podrá estar terminado y los trabajos ya en marcha entre septiembre y octubre de este mismo año. Es decir, que antes de un año podría estar todo en funcionamiento. El túnel derecho, que es el que contará con el tercer hilo para el paso de mercancías, tendrá un plazo de ejecución de 18 meses. En el caso del izquierdo, se reduce a 12. Fomento se ha decidido por colocar solo el tercer hilo en el tubo derecho, porque la colocación de raíles ya está en marcha en el izquierdo. De hecho, De la Serna explicó que ya hay una traviesa colocada y que si quisieran adaptarlo tendrías que retirarla y volver a empezar de nuevo.

Aunque el plazo de ejecución del túnel con el tercer hilo será más largo, el ministro comentó que aprovecharan esos seis meses de más para comenzar las pruebas en el tubo que ya estará finalizado para entonces.

Valora este artículo

12 votos
Comentarios

Así será (por fin) la Variante de los 3.590 millones