Asturias se inclina por una bonificación por usuario como solución al peaje del Huerna

La prolongadísima concesión de la autopista, que se extiende hasta el 2050, obligaría a abonar un rescate demasiado elevado

.Imagen de la autopista del Huerna que une Asturias con León y que sigue en nivel de alerta verde, después de que esta mañana haya estado cerrada durante varias horas al tráfico de vehículos pesados e incluso para turismos y autobuses que no llevaran neumáticos de invierno.
Imagen de la autopista del Huerna que une Asturias con León y que sigue en nivel de alerta verde, después de que esta mañana haya estado cerrada durante varias horas al tráfico de vehículos pesados e incluso para turismos y autobuses que no llevaran neumáticos de invierno.

Redaccion

La reclamación para suprimir el peaje del Huerna suma apoyos de forma mayoritaria en Asturias, tanto PSOE como Podemos han presentado sendas proposiciones no de ley en este sentido en la Junta General e incluso el PP expresó por boca de su secretario general en la comunidad, Luis Venta, su «apoyo inequívoco» a la demanda con un consenso entre partidos. La cuestión es cómo. El Huerna debería haber terminado su concesión en 2021 pero durante el segundo mandato de Aznar el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, aprobó prolongarlo hasta el año 2050. Estas semanas en el congreso se ha debatido recuperar aquellas vías cuya concesión termine entre 2018 y 2021 pero el paso asturiano a la meseta quedaría fuera de esa iniciativa precisamente por esa prórroga que prolonga la concesión a Aucalsa durante un total de 75 años. En la campaña electoral antes de llegar a la presidencia, José Luis Rodríguez Zapatero prometió rescatar ese peaje pero nunca lo llevó a cabo por su elevado coste.

Y es que rescatar el Huerna supondría un desembolso más que considerable. Se trataría de que el Estado asumiera el pago del conjunto del valor de la infraestructura, además del denominado lucro cesante, es decir lo que la concesionaria dejaría de ganar. En ese oneroso coste está el origen del incumplimiento de la promesa de Zapatero que, en todo caso, a lo largo de su presidencia llevó a cabo descuentos, primero para el transporte de mercancías pesadas y luego para otros usuarios, con porcentajes que rondaban el 30%. Esta solución podría ser la que podrían considerar desde el Ejecutivo autonómico a la hora de plantear a Fomento su propuesta para el Huerna. Se trataría de buscar un sistema  de bonificación por usuario que, en todo caso, tendría que elaborarse después de estudiar la repercusión de los costes de mantenimiento. A todo ello debe añadirse el impacto de los plazos, muy prolongados, ya que el derechos de la concesionaria se extiende por 29 años, los que separan 2021 de 2050.

El grupo parlamentario socialista en el parlamento asturiano registró una proposición no de ley en la que, de aprobarse, sería la Junta General la que instaría al Gobierno central «a analizar y hacer efectiva la revisión y en su caso eliminación del peaje de Autopista del Huerna, cuya finalización se produciría en 2021 de no mediar la ampliación del mismo hasta 2050, decidida por el Gobierno de España en 1999». Según recogió la agencia EFE, este martes el consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra indicó que nadie tiene que estar «incómodo» ante el planteamiento realizado por los socialistas.

Tras señalar que no se trata de ser el «más ingenioso ni el más audaz», sino «más tolerante y más dialogante», Lastra abogó por una negociación entre el Ministerio, la concesionaria y las fuerzas políticas para lograr la supresión del peaje de la AP-66, por ser además la principal vía de comunicación entre Asturias y León. También se pronunció sobre asunto el  presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, quien reclamó la supresión del peaje del Huerna, ya que es una «desventaja competitiva» para Asturias respecto a otras comunidades autónomas. Según señaló EFE, el presidente de la patronal dijo que siempre va a apoyar aquellas medidas que supongan una mejora de la competitividad de las empresas asturianas y ha apuntado que la supresión del peaje del Huerna es una vieja reivindicación empresarial. Feito consideró que es una «desventaja competitiva» que a los asturianos sea a los que más cueste de toda la periferia, en términos de pago, llegar a Madrid.

Además de la PNL del PSOE, Podemos Asturies también llevó una propia al parlamento asturiano en la que reclama la supresión del peaje. En su preámbulo, los morados consideran un «serio agravio» para la comunidad esta prórroga de la que responsabilizan al gobierno de Aznar «entonces con los vicepresidentes asturianos Rato y Cascos» y afirman que la extensión hasta 2050 de la prórroga se realizó porque «blindaba beneficios seguros para posibles compradores privados». Podemos Asturies también recuerdan la promesa de Zapatero para «impulsar un diálogo que acabó en nada».

Este lunes, Francisco Álvarez-Cascos, en la actualidad secretario general de Foro Asturias, justificó su decisión del año 2000 porque la prórroga fue «a cambio de la rebaja de los peajes, porque la ley no permite modificar las condiciones de una concesión si no se restablece el equilibro económico». Cascos recordó todo caso en 2018 vence la AP-6 «y aunque se elimine el Huerna, este peaje penaliza todo el noroeste español».  

Precisamente el Ministerio de Fomento anunció que este miércoles asumirá la explotación y el mantenimiento de la autopista de peaje R-4, que discurre entre Madrid y Ocaña (Toledo), como consecuencia de la liquidación de la sociedad concesionaria, que se encontraba en concurso de acreedores. Según la nota del ministerio «será la primera de las ocho autopistas de peaje en quiebra que revertirá al Estado». 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Asturias se inclina por una bonificación por usuario como solución al peaje del Huerna