La investigación internacional da 600.000 euros de beneficio al ITMA

De los 33 proyectos activos de la fundación sobre materiales y aleaciones, 27 de mantienen confidenciales

Laboratorio de Fotónica de la Fundación ITMA.Laboratorio de Fotónica de la Fundación ITMA
Laboratorio de Fotónica de la Fundación ITMA

Redaccion

El Instituto Tecnológico de los Materiales de Asturias (ITMA), un Fundación con participación pública y privada (son 13 empresas las que se encuentran en su patronato, aunque la principal aportación económica que recibe procede de la administración asturiana), es uno de los puntales de la investigación en Asturias y también un centro sometido desde hace tiempo a profundos desencuentros de ámbito laboral. En la actualidad tienen abiertos y en marcha 33 proyectos externos de I+D+I de los que 6 son de ámbito internacional. Según explicó la Consejería de Empleo la actividad internacional del ITMA «ha supuesto en el año 2017 la generación de unos ingresos para la entidad por un importe de 610.631 euros».

Así se indica en la respuesta a una pregunta parlamentaria planteada por el portavoz de IU en la Junta General Gaspar Llamazares, quien inquiró al Gobierno acerca de los proyectos desarrollados por la Fundación y también las causas que llevaron al despido de uno de sus directores.  Respecto a este último punto, el consejero Isaac Pola señala que «la desvinculación que se indica se produjo por pérdida de confianza y falta de cumplimiento de las expectativas que se esperaban en el desarrollo de las funciones».

También afirma que hay un nuevo comité de empresa formalizado desde el pasado mes de junio y que «se está trabajando con normalidad en ese nuevo entorno, propiciando unas buenas relaciones en el centro» tomando en consideración varias propuestas de los trabajadores, en una plantilla de 110 personas. 

Los proyectos de alto secreto

Respecto a los proyectos en marcha en el centro, el Gobierno señala que con 33: 17 de nivel regional, 10 nacionales y 6 internacionales. Las principales áreas de trabajo del ITMA son aceros y aleaciones metálicas, refractarios, cerámicas y materias primas. También plásticos y composites. materiales activos, tecnología de superficies y recubrimientos; e ingeniería y servicios tecnológicos. 

Pero de todos esos proyectos hay 27 de los que no se puede hacer público su contenido y se indica que sólo «se puede indicar que abarcan temáticas relacionadas con las siguientes materias: aceros avanzados, comportamiento en servicio, fabricación aditiva, integración PV, materiales fotoactivos, nuevas aleaciones, nuevos procesos de soldadura, recubrimientos funcionales, recuperación de residuos y economía circular, refractarios y simulación». También se revela que todos estos proyectos sobre los que se guarda confidencialidad cuentan con una media de 2 a 4 trabajadores por proyecto.  

Hay líneas de trabajo que sí se explican. Entre ellas se señalan el proyecto BIPVCAP-BIPV, relacionado con «nuevos encapsulantes polimercios»; también el proyecto EYECARELENS (sobre unas lentes oftalmológicas con filtros fotónicos para la neuroprotección de la superficie ocular, la cornea y la retina); el proyecto ALIENA (de almacenamiento para aplicaciones estacionarias basado en el aluminio). También se señala el proyecto SOLBAN, para desarrollar un nuevo procedimiento de soldadura avanzado de nuevos aceros bainíticos libres de carburos para carril; el proyecto HTD-S&C, que busca una nueva aleación para la fabricación de tubos para aplicaciones de reducción directa. Otros son, el proyecto ROBOTWELD y el CYBERPOS, que está relacionado con sobre diseño virtual de producción en grandes factoría.

Cuando la energía solar entra por la ventana

Susana D. Machargo
Concentradores solares luminiscentes.Concentradores solares luminiscentes
Concentradores solares luminiscentes

Una investigación del ITMA consigue un récord internacional en el aprovechamiento de colorantes luminiscentes usados en materiales arquitectónicos como el vidrio

El Área de Fotónica del Instituto de los Materiales de Asturias (ITMA) ha cruzado una nueva frontera en la investigación del aprovechamiento de la energía solar. Un trabajo liderado por la científica gijonesa Ana Luisa Martínez ha obtenido un record en la concentración de radiación solar mediante el uso de materiales luminiscentes. Esto permite un mejor aprovechamiento de una tecnología que todavía no está en el mercado, pero en la que ya se lleva más de dos décadas trabajando, y que se basa en la integración en elementos arquitectónicos tradicionales, como por ejemplo el vidrio de las ventanas. Este estudio, que publicará en unos días la revista Journal of Photonics for Energy, perteneciente a la SPIE (Society of Photo-Optical Instrumentation Engineers), mejora el rendimiento de colorantes luminiscentes que en el año 2008 había conseguido un equipo holandés.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La investigación internacional da 600.000 euros de beneficio al ITMA