Así se cría a un oso (feliz) en cautividad

Natasha Martín REDACCIÓN

ASTURIAS

Paca
Paca Fundación Oso de Asturias

Instalaciones adecuadas, seguimiento activo y formación del personal son algunas de las medidas implantadas por la FOA para que los animales se sientan más cercanos al medio natural

03 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La necesidad de tratar animales en cautividad es cada vez más frecuente. Sea de manera temporal o permanente, se hace necesario disponer de espacios y personal adecuados y bien formados para que los animales no sufran deficiencias en su calidad de vida. A través de un proyecto cofinanciado la Fundación Biodiversidad (dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca), la Fundación Oso de Asturias (FOA) ha dado con las claves para mejorar el bienestar de los osos pardos cantábricos cautivos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

El proyecto, cuya investigación se inició en 2017, ya está implantado en los cercados oseros de Proaza y Santo Adriano. Las medidas han necesitado una inversión de 28.870 euros, de los cuales 13.870 provienen de la Fundación Biodiversidad. Estas son sus novedades.

1. Enriquecimiento ambiental

Tras las primeras investigaciones, la FOA quiso modificar el ambiente en el que se encuentran los osos con el objetivo de estimularlos para desarrollar conductas más complejas y diversas. A través de la introducción de diferentes olores, estructuras nuevas o la interacción con individuos de la misma o diferente especies se busca incrementar el bienestar del animal mediante la satisfacción de sus necesidades físicas y psicológicas.