La plataforma contra la oficialidad critica la protesta contra el rey por estar en «bable»

La Voz REDACCION

ASTURIAS

El grupo, vinculado al Club de los Viernes, afirma que la organización desarrolla «una verdadera ofensiva de ideologización del bable en su ruta hacia la imposición»

04 sep 2018 . Actualizado a las 13:20 h.

La Plataforma contra la Oficialidad ha calificado de «lamentable» y ha tratado de vincular a la polémica de los lazos amarillos en Cataluña, el desarrollo de las protestas convocadas contra la visita de los reyes a Covadonga el próximo fin de semana. El colectivo denomina a la convocatoria de «concentración nacional-bablista el día de Asturias» y luego afirma que «estas organizaciones, financiadas con fondos públicos, forman el núcleo duro de una minoría que pretende imponer el bable como lengua cooficial en su propio beneficio, al margen de las verdaderas demandas y necesidades de la gran mayoría de asturianos, y que con ayuda de este dinero público están llevando a cabo en nuestra Comunidad Autónoma una verdadera ofensiva de ideologización del bable en su ruta hacia la imposición».

En su comunicado, la plataforma ve un «penoso aperitivo» de las protestas que se exhibiera una pancarta en el «puente romano» de Cangas de Onís que, su juicio, rezaban «soflamas de intolerancia y radicalidad, burdo remedo de los lazos amarillos del totalitarismo nacionalista catalán». También señalan que «la idea de Asturias como realidad política definida nace precisamente con la monarquía astur y constituye el germen de la nación española» para a la vez añadir sin solución de continuidad que «la monarquía española actual encuentra su legitimación en la Constitución de 1978 y no en aquel Reino de Asturias».

En la nota remitida a la prensa, la plataforma reconoce de forma explícita que «lLa Plataforma Contra La Cooficialidad es una iniciativa autónoma de El Club de los Viernes para frenar el disparate de la imposición del bable». En semanas recientes, El Club de los Viernes criticó un anuncio de una marca de electrodomésticos sobre el reparto equitatitivo de las tareas del hogar porque no se preocupaba de que se repartieran igual  las tareas de «reparación de enchufes, lavado de coches, siega de césped y poda (Entre otras muchas que recaen principalmente en el varón)».