El PP ve en la oficialidad «un veneno que no habíamos probado»

El partido en Asturias respalda las palabras de Pablo Casado de que nadie habla asturiano porque es «un constructo creado en laboratorios y despachos»

David Medina
David Medina

Redaccion

El PP asturiano no se ha desmarcado ni un milímetro de su presidente nacional, Pablo Casado, que en un mitin en Almería aseguró que se pretendía aprobar la oficialidad del «bable que no habla nadie en Asturias», lo que despertó una enorme polémica en el ámbito político y también en las redes sociales. Desde el partido en Asturias han querido echarle un capote a Casado por boca de su diputado David Medina quien no sólo respaldó las declaraciones del dirigente nacional de su formación porque se refirió a «esa lengua creada en laboratorios y en despachos por unos pocos» sino que además consideró que la aprobación de la oficialidad abriría las puertas a «un veneno que nunca habíamos probado».

«Son muy acertadas las palabras de nuestro presidente nacional Pablo Casado cuando denuncia que en Asturias se está intentado imponer una lengua que no hablan los asturianos, ¡pues por supuesto que no hablamos ese constructo artificial!», señaló Medina quien añadió que «intentar imponer a una comunidad de hablantes algo que no reconoce es una prostitución de las características propias de una lengua».

Casado aseguró que nadie hablaba asturiano en Asturias lo que fue constado por la Academia de la Llingua que recordó los estudios sociolingüísticos publicados por el profesor Francisco Llera Ramo que revelan un aumento del interés en la escolarización y también un apoyo mayoritario a la oficialidad entre los más jóvenes. Sin embargo, Medina despreció estos estudios que calificó de creados «a la carta» y sin referirse directamente a la ALLA señaló que alrededor del asturiano se había montado «un chiringuito».

A juicio de Medina «la extrema izquierda asturiana utiliza a la jauría para atacar a Pablo Casado, a los que no piensan como ellos, a los que no hablan ese constructo artificial de la llingua, ataques de una jauría a través de las redes sociales perfectamente alimentada por portavoces de la extrema izquierda asturiana que en algunos casos ni tan siquiera han nacido en Asturias» y añadió que «el señor Llamazares (el portavoz de IU) presenta importantes lagunas sobre cuáles son los principios básicos de la comunicación y en una lengua, principios que no se cumplen en el asturiano». Además el diputado popular indicó que «en Asturias lo que hablamos son las diferentes variedades dialectales del bable y cada una en una comarca o una zona asturiana».

Medina equiparó la reivindicación lingüística al nacionalismo que pretende separar a los ciudadanos «de primera y de segunda» y señaló que «lo estamos viendo en Baleares, en Navarra, en la comunidad valencia y en los últimos tiempos en la Rioja»; aunque es totalmente falso que vaya a aprobarse la oficialidad del euskera en La Rioja. 

Comentarios

El PP ve en la oficialidad «un veneno que no habíamos probado»