El Principado asume la subida del impuesto de las hipotecas que exige IU

La Voz REDACCIÓN

ASTURIAS

 El portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares (i), y el diputado regional de la coalición Ovidio Zapico (d)
El portavoz de IU en la Junta General, Gaspar Llamazares (i), y el diputado regional de la coalición Ovidio Zapico (d) J.L.Cereijido

La coalición destaca que el Gobierno ha aceptado un incremento de tres décimas que supone casi cuatro millones de euros más

21 nov 2018 . Actualizado a las 19:36 h.

El Gobierno del Principado de Asturias incluirá en el proyecto de presupuestos para 2019 un incremento en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), que afecta a las hipotecas. Así lo ha confirmado el diputado de IU, Ovidio Zapico, tras reunirse con representantes del Gobierno regional y de la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE para negociar las cuentas del año 2019. En concreto, la subida que habrían acordado sería de tres décimas, pasando del 1,2 por ciento actual al 1,5 por ciento que solicitaban desde la coalición. Este incremento supondría una subida en la recaudación del Principado de 3,6 millones de euros sobre los 29,9 millones presupuestados como ingresos para este año para dicho tributo.

Zapico ha calificado el acuerdo como un nuevo «avance» en la negociación, aunque ha señalado que falta aún un entendimiento con los socialistas en otras cuestiones que considera importantes como la inversión municipal. La subida del AJD, ha recordado, sólo se aplicará si se aprueban los presupuestos de 2019, según recoge Europa Press.

Negociaciones

El PSOE gobierna en el Principado con 14 de 45 diputados, por lo que está obligado a buscar apoyos en la Cámara si quiere sacar las cuentas adelante. El año pasado no lo consiguió, por lo que 2018 comenzó con la prórroga presupuestaria de la ley que los socialistas pactaron con PP y Ciudadanos el ejercicio anterior. Según destacó EFE, el pasado viernes, el presidente del Principado, Javier Fernández, afeó al PP que pidiera suprimir el impuesto ahora que lo tiene que pagar la banca y no lo hiciera durante todos los años en que recaía sobre los ciudadanos que contrataban una hipoteca.

Fernández, que incidió en que este hecho refleja con quién ha contraído el PP «sus auténticos compromisos», aseguró entonces que no tenía decidida ninguna subida impositiva y recordó que la negociación presupuestaria no está vinculada a una única cuestión sino a un conjunto de propuestas y actuaciones. El impuesto de actos jurídicos documentados grava la escritura notarial necesaria para la constitución de una hipoteca y su cuota oscila entre el 0,5 % y el 1,5 % del valor del importe concedido, en función del lugar donde se formaliza el préstamo dado que su recaudación es competencia de las comunidades autónomas. La cantidad depende del importe de la hipoteca pero, sobre todo, de la comunidad autónoma en la que se realiza la operación.

Las comunidades que aplican un mayor gravamen, del 1,5 %, son Andalucía, Aragón, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Cataluña, Galicia y Murcia; con el 1,25 % figura Castilla-La Mancha, y con el 1,2 %, Asturias, Baleares y Extremadura mientras que Canarias, Cantabria y La Rioja aplican un 1 %; Madrid, un 0,75 % y Ceuta, Melilla, Navarra y el País Vasco, con el 0,50 %. De esta forma, por ejemplo, para una hipoteca de 200.000 euros suscrita en Madrid, la cantidad a abonar en concepto de AJD asciende a 2.250 euros y supone el 70 por ciento de los gastos de constitución de una hipoteca, que también engloban el coste de notaría, registro, tasación y gestoría.

La pasada semana los partidos políticos acordaron en el Congreso por mayoría, a excepción de Unidos Podemos, que la nueva Ley Hipotecaria establezca que los gastos notariales vinculados a la firma de la hipoteca sean pagados por la banca y que los de tasación sean abonados por el cliente.

Además, contemplará que los notarios realicen, sin ningún coste, un cuestionario al prestatario para asegurarse de que entiende todas las cláusulas del contrato hipotecario. La ponencia de la Ley Hipotecaria alcanzó este acuerdo después de que el Gobierno ha aprobado un real decreto ley que estipula que el AJD sea pagado por la banca y no por el cliente.

La nueva Ley Hipotecaria recoge esta decisión y deja claro que la entidad financiera pagará la primera copia de escrituras del notario y el cliente las que solicite mientras que los gastos registrales también correrán a cargo del banco y el prestatario abonará los gastos de tasación ya que lo podrá elegir libremente.