Restablecido el tráfico ferroviario entre Asturias y León

Adif confirmó pasadas las cinco de la mañana que se podía garantizar la seguridad de la circulación ante las amenazas de desprendimiento

Un tren circula por una vía nevada en Pajares
Un tren circula por una vía nevada en Pajares

redacción

Adif ha restablecido hoy, a las 5:15 horas, la circulación ferroviaria entre las estaciones de Puente de los Fierros y Campomanes, en la línea León-Gijón, tras solucionar la amenaza de desprendimientos sobre la infraestructura que obligó a suspender el tráfico desde la tarde del martes día 4.

En un comunicado, el administrador de infraestructuras informa de que esta situación se provocó a raíz de una incidencia ocurrida el pasado lunes 3, cuando un desprendimiento provocó también la suspensión del tráfico en esta zona.

Técnicos de Adif revisaron el entorno de la traza mediante drones y descubrieron la inestabilidad que presentaba una gran roca, con riesgo de desprenderse y caer en las inmediaciones de la vía.

Por este motivo, Adif estableció la suspensión de la circulación ferroviaria entre las dos estaciones, con el fin de llevar a cabo tanto tareas previas de protección de la infraestructura (desmontaje de la catenaria), como las operaciones necesarias para eliminar el riesgo a la circulación que podía suponer la caída de esta roca.

Una vez efectuadas dichas operaciones y garantizada la seguridad de la infraestructura, Adif señala que ha restablecido el tráfico ferroviario a las 5:15.

Por su parte, Renfe desarrollo un plan alternativo de transporte por carretera entre Asturias y León durante el tiempo en el ha estado interrumpido el tráfico ferroviario para los trenes de larga distancia y media distancia entre Asturias y León, según informó EFE.

Los cortes de tráfico ferroviario entre Asturias y León acumulan casi doce días en 2018

Luis Ordóñez
Un montañero camina entre la nieve en el límite de Asturias y León, en Pajares
Un montañero camina entre la nieve en el límite de Asturias y León, en Pajares

Los temporales de nieve, averías e incidentes con catenarías, y los desprendimientos de rocas y árboles suman varios episodios en lo que va de año

En cierto modo, la habitabilidad de Asturias es una batalla permanente contra el bosque y una intemperie muy rigurosa. Bastan unos meses de descuido para que un arcén se vuelva verde primero con liquen y luego musgo hasta que la hierba quiebre el asfalto; un solar abandonado se llenará pronto de árboles maduros; un vendaval de nieve puede levantar un muro de hielo con el resto del país; en las ocasiones en que una ladera se derrumba, la proporción del argayu es propia del cine de catástrofes. Es por causas como estas, pero también por una prolongadísima demora (que acumula lustros) de la apertura definitiva de la Alta Velocidad a través de la Variante de Pajares y también por muchas carencias en las labores de mantenimiento de las vías que el paso del tren entre Asturias y León haya llegado a sumar enormes vacíos por cortes a lo largo de 2018. Casi 12 días de los 365 que tiene un año en los que no se ha podido cruzar desde el Principado a la meseta, ni llegar a Asturias desde ella, por motivos tan variados como averías eléctricas, temporales, caídas de árboles y también de rocas.

Seguir leyendo

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Restablecido el tráfico ferroviario entre Asturias y León