Así era Asturias hace 36 años: cuando tocó techo en población

ASTURIAS

El príncipe Felipe, hoy Felipe VI, entrega el galardón de las Letras a Miguel Delibes
El príncipe Felipe, hoy Felipe VI, entrega el galardón de las Letras a Miguel Delibes

El censo más alto del Principado se registró en 1982, el año en el que se presentó el primer proyecto de la Variante de Pajares y comenzaron las prejubilaciones de Hunosa

17 dic 2018 . Actualizado a las 22:34 h.

«En defensa de Ensidesa y de las inversiones públicas y en contra de la crisis y el desempleo que padece la región». Ese fue el eslogan con el que los asturianos fueron a una huelga general el 17 de abril de 1982, convocados por UGT y CCOO. 36 años después, se puede cambiar Ensidesa por Alcoa y la descripción podría seguir teniendo sentido. Así quedaba recogido en un artículo publicado por El País. Ese mismo año comenzaron las prejubilaciones en Hunosa y Alejandro Rebollo, presidente de Renfe, presentó el primer proyecto de la Variante de Pajares. Del turismo todavía no habría ni rastro. El Sporting perdió contra el Madrid la final de Copa. La región lloró la muerte de Alfonso Camín mientras la Fundación Príncipe de Asturias daba sus primeros pasos. En 1982, Asturias tocó techo en población, con un 1.130.500 habitantes. Desde entonces ha perdido 106.119 vecinos.

Casi cuatro décadas después la radiografía social y económica del Principado ha dado un giro de 180 grados, pero hay temas enquistados que suponen un auténtico deja vu para cualquiera que pretenda analizar reposadamente los indicadores e, incluso, los proyectos. Incluso pueden parecer los dos extremos de una misma cuerda. En el año 1982 comenzaban las prejubilaciones en la minería pública. En el 2018, cerrará el último pozo. No está convocada ninguna huelga general pero el futuro no parece garantizado.

Así votábamos

El Estatuto de Autonomía del Principado aprobado en 1981 entró en vigor el 30 de enero de 1982. La base de la actual Asturias política ya ha cumplido 36 años. Mientras el censo de la región se desangra de manera imparable, los diputados de la Junta General son incapaces de ponerse de acuerdo para reformar ese estatuto. La oficialidad del asturiano es una de las claves de este debate. Los aforamientos también están en el centro de la negociación. El PSOE ha querido dejarlo para la próxima legislatura, pese a que en la actualidad la izquierda tienen mayoría en la cámara.