Los cuatro encerrados del pozo Santiago abandonan ante las presiones de Hunosa

La hullera habría amenazado con ir al juzgado sino abandonaban por ocupar las instalaciones de la empresa

Las redes se han llenado de imágenes de los mineros saliendo del pozo Santiago
Las redes se han llenado de imágenes de los mineros saliendo del pozo Santiago

redacción

Adrián Neira, Fabián Fernández, Omar Fernández y Borja, los cuatro mineros que estaban encerrados en el pozo Santiago para reivindicar un mejor futuro para los trabajadores de las contratas, abandonaban en la noche de este sábado el encierro, según apuntan algunas voces, ante las amenazas de Hunosa. A última hora de la tarde corrían por las redes sociales numerosos mensajes en los que se pedía a compañeros y amigos que acudieran a las diez de la noche a las instalaciones de la explotación allerana para apoyar la salida de los cuatro encerrados. Y así ha sido. A las diez de la noche dejaban el pozo Santiago, en el que permanecían encerrados desde la madrugada del viernes. Fue al acabar el turno de trabajo de noche cuando cinco trabajadores decidieron quedarse en el interior de la mina, a 400 metros de profundidad en protesta y para manifestar el desacuerdo de los trabajadores de subcontratas con el preacuerdo que en la tarde del jueves habían firmado sindicatos y Hunosa.

Uno de los encerrados, Tino Díaz, salió a las nueve de la noche del viernes. 25 horas después han abandonado los otros cuatro mineros la sala de baterías de la novena planta, en la que se habían asentado. El motivo por el que han abandonado, según apuntan algunas voces, es que la hullera pública habría amenazado con ir al juzgado sino abandonaban por ocupar las instalaciones de la empresa.

Las tensiones entre personal de la empresa y los trabajadores se venían produciendo desde que comenzaron el encierro y esta mañana esa tensión se pudo palpar también en el exterior del pozo, donde habían convocada una concentración de apoyo a los encerrados. Al llegar los asistentes se encontraron las verjas cerradas, aunque finalmente pudieron acceder a la plazoleta del pozo Santiago para llevar a cabo la movilización que, por cierto, no iba a ser la última. Para el lunes a mediodía estaba convocada otra concentración en las instalaciones de la explotación allerana para rechazar el cierre de este pozo, reivindicar «empleo para todos los mineros vinculados a la actividad minera del carbón autóctono» y apoyar a los trabajadores encerrados, explica el alcalde de Aller, David Moreno Bobela, a través de su cuenta de Facebook. Tras la salida de los cuatro mineros, habrá que esperar para ver si la convocatoria se mantiene o se anula.

Comentarios

Los cuatro encerrados del pozo Santiago abandonan ante las presiones de Hunosa