El Principado rechaza la gratuidad total de los libros de texto

El consejero aboga por una beca progresiva en función de los ingresos familiares y solo para las etapas obligatorias. Quiere reducir el uso de los manuales en el aula

El consejero Genaro Alonso, con alumnos del Colegio Rural Agrupado (CRA) Castrillón-Illas
El consejero Genaro Alonso, con alumnos del Colegio Rural Agrupado (CRA) Castrillón-Illas

El consejero de Educación y Cultura del Principado de Asturias, Genaro Alonso, ha abogado porque el programa de gratuidad de los libros de texto tenga carácter «progresista y progresivo», de manera que beneficie en primer lugar a los menores de familias con mayor necesidad, y que se limite a las etapas obligatorias para asegurar la sostenibilidad del sistema. Así lo ha defendido en la comisión de Educación y Cultura de la Junta General, donde ha acudido a debatir sobre la proposición de ley de gratuidad de los libros de texto y el material curricular impulsada por el PP.

Alonso ha afirmado que el gobierno autonómico es partidario de un mecanismo «progresista y progresivo» de gratuidad de libros de texto que asegure la sostenibilidad de sistema y que continúe con el modelo actual basado en los bancos de libros sustentados en el préstamo y la reutilización.

El consejero aboga por un sistema en el que la administración apoye con fondos públicos sólo a los alumnos de las etapas obligatorias -infantil, primaria, secundaria, FP básica y educación especial- debido a que «gratis no hay nada» y no sabe de dónde se podrían sacar los 35 millones que Educación considera costaría aplicar la ley desde cero. Además, Alonso ha abogado por impulsar la renovación pedagógica y por hacer del libro de texto «sólo una herramienta más» y ha apuntado que la transición hacia materiales digitales obligaría a incluir en la gratuidad este tipo de soportes.

A día de hoy, el Principado cuenta con dos programas de gratuidad de libros de texto: un programa de préstamo y reutilización de libros para el alumnado de centros públicos por el que cada familia recibe 105 euros en forma de un lote de libros propiedad del centro y otro en forma de una ayuda de 105 euros para la adquisición de libros para estudiantes de centros privados concertados.

A este respecto, el consejero ha precisado que el sistema aplicado a estudiantes de centros públicos ha demostrado reforzar la eficacia y eficiencia en la gestión multiplicando el efecto positivo. De hecho, un informe realizado por la inspección educativa referido al pasado curso escolar apunta a que el 71,42 por ciento del alumnado Primaria y el 53,41 del de Secundaria se había beneficiado de este programa de manera directa o por la utilización de excedentes, cifras que experimentan un crecimiento anual del 7,75 por ciento en primaria y del 2,97 por ciento en secundaria.

Un libro de texto define al asturiano como un dialecto que «nunca logró convertirse en lengua»

L. Ordóñez
Un libro de texto de Edelvives define el asturiano como un dialecto del castellano.
Un libro de texto de Edelvives define el asturiano como un dialecto del castellano.

El tomo de la editorial Edelvives para alumnos de primer curso de bachillerato también afirma que la llingua se caracteriza por «falta de unidad»

Son relativamente frecuentes, tanto que han llegado hasta el Senado y también hasta la Junta General, las interpretaciones sui generis de la historia o la lengua asturiana que hacen las diversas editoriales que publican los libros de texto con los que se impartirán las asignaturas en las escuelas. En algunos casos con meteduras de pata de lo más groseras. En el caso del tomo dedicado a «Lengua castellana y literatura» de la editorial Edelvives para el primer curso de bachillerato se afirma que la lengua asturiana es un dialecto del castellano que integra en el grupo del asturleonés como «variedad diatópica» se forma similar al murciano, el riojano, el andaluz o el extremeño.

Seguir leyendo

Comentarios

El Principado rechaza la gratuidad total de los libros de texto