Areces asegura que durante su mandato no se detectaron irregularidades con UGT

El expresidente del gobierno asturiano afirma que ningún órgano de control le transmitió ilegalidades en los fondos destinados a cursos de formación

Areces, durante su comparecencia
Areces, durante su comparecencia

Oviedo

El expresidente del gobierno asturiano, el socialista Vicente Álvarez Areces, ha asegurado que durante su etapa al frente del gobierno regional, entre julio de 1999 y julio de 2011, ningún órgano de control le transmitió la existencia de ilegalidades en la gestión de los fondos destinados a cursos de formación.

En su intervención en la comisión parlamentaria de investigación abierta a raíz de la investigación judicial del uso de estos fondos por parte de UGT, Álvarez Areces ha afirmado que bajo su presidencia ningún órgano gestor le alertó de ilegalidades, como tampoco lo hicieron las «numerosas auditorías» realizadas por el Fondo Social Europeo, el Principado de Asturias, la Sindicatura de Cuentas o el Servicio Público de Empleo (SEPEPA). Álvarez Areces, que ha insistido en que los controles han sido «exhaustivos» y «casi pautados», ha defendido que si posteriormente se encontraron elementos que pudieran ser constitutivos de delito y se llevaron al ámbito judicial, hay que respetar al procedimiento y no hacer un «juicio paralelo» en el ámbito político para «tratar de influir en una decisión judicial».

En una comparecencia tensa en la que ha pedido amparo a la Presidencia de la comisión por su derecho al honor, el expresidente ha negado que su gobierno diera un trato de favor a UGT y ha rechazado hacer de la comisión una «causa general» contra instituciones que no están sometidas a juicio en sede parlamentaria. Ante la pregunta del diputado de Podemos Daniel Ripa sobre esta relación con UGT, el exjefe del ejecutivo autonómico ha negado la «connivencia» con el sindicato, y ha aseverado que UGT es una organización «absolutamente independiente del gobierno». En la sesión también han comparecido dos exconsejeros autonómicos de diferente color político, un exsecretario general de CCOO Asturias y el director de formación de la Fundación Laboral de la Construcción de Asturias, que han destacado los férreos controles existentes y han asegurado desconocer posibles irregularidades en la gestión de estos fondos.

Otras declaraciones

Tras citar el control «irreprochable» de los cursos, al igual que ha hecho Álvarez Areces, el exconsejero socialista Graciano Torre González ha negado que el gobierno diera trato de favor a ninguna organización y ha rechazado que la relación «fraternal» existente entre PSOE y UGT influyera en los cursos de formación. Por su parte, el exconsejero de Economía y Empleo del gobierno de Foro, José Manuel Rivero Iglesias, ha considerado que la formación para el empleo que estaba en vigor cuando Foro llegó al gobierno, en julio de 2011, no era «la adecuada para conseguir la empleabilidad», pero ha indicado que no vio irregularidades.

También ha rechazado la existencia de irregularidades o malversación el exsecretario general de CCOO de Asturias y vocal del consejo rector del Servicio Público de Empleo (SEPEPA), Antonio Pino, que ha utilizado su turno para denunciar que se está «satanizando» la formación para expulsar a los agentes sociales. Por último, el director del área de Formación de la Fundación Laboral de la Construcción Asturias, Luis Javier Alonso Méndez, ha asegurado que los técnicos del SEPEPA hacen de manera «diligente y adecuada» su trabajo de control de los cursos de formación y que el control era «estricto». Informa EFE.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Areces asegura que durante su mandato no se detectaron irregularidades con UGT