Propuestas para blindar la Brigada de Salvamento Minero

El SOMA recupera la propuesta de creación de un Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates. CCOO defiende que «no sólo debe mantenerse sino que debe potenciarse». El Principado sostiene que no está en riesgo

Por la izquierda, José Antonio Huerta, Sergio Tuñon, Lázaro Alves, José Antonio Fernández, Rubén García, Maudilio, Antonio Ortega y Adrián Villarroel, integrantes de la Brigada Central de Salvamento Minero, en la sede ovetense de Hunosa
Por la izquierda, José Antonio Huerta, Sergio Tuñon, Lázaro Alves, José Antonio Fernández, Rubén García, Maudilio, Antonio Ortega y Adrián Villarroel, integrantes de la Brigada Central de Salvamento Minero, en la sede ovetense de Hunosa

La relevante actuación de la Brigada de Salvamento Minero de Asturias en el rescate del pequeño Julen en Totalán ha puesto el foco sobre este grupo de trece mineros que tienen su estación en los aledaños del pozo Fondón, en Langreo. Aunque siempre se ha tenido claro en las cuencas y en la región el papel fundamental ante cualquier accidente minero, ha sido por su participación en la resolución del trágico suceso  cuando realmente se ha puesto de relieve su trabajo. 107 años ha tardado la sociedad en conocer su trabajo, como dijo el propio jefe de la Brigada en la comparecencia ante los medios de comunicación tras el regreso de los ocho rescatistas a Asturias.

Justo en un momento en el que la minería da sus últimos coletazos con un único pozo en activo y, por ende, se deduce que este equipo está «en riesgo». Porque «si no existe la minería, no es necesaria la brigada», según consideran antiguos brigadistas. Sin embargo, no han sido pocas las iniciativas que han surgido estos días a través de las redes sociales para que se garantice su continuidad tras el fin del carbón. Lo que se reclama es «blindar» el futuro de la Brigada de Salvamento Minero. Entre las ideas que se han puesto sobre la mesa está una de hace tres años del SOMA: la creación de un Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates. Por su parte, CCOO apuesta porque la Brigada se potencie «por supuesto, mientras exista minería, pero también si un día deja de haberla».

El futuro de la Brigada será un aspecto que se negociará en el marco del plan de empresa de Hunosa. No obstante, también ha de darse una negociación con el Principado, según apuntan fuentes sindicales, en tanto que la administración regional también forma parte de la Asociación de Salvamento en las Minas, institución compuesta, además de por el Principado y por Hunosa, por las empresas Carbonar; MPS Fluorspar Slu; Minerales y Productos Derivados; Ibérica de Sales y Orovalle España S.L. No obstante, es la hullera pública la que aporta el personal, las instalaciones y quien, por tanto, asume los costes económicos de la Brigada, mientras que el Principado ha financiado alguna vez la compra de equipamientos u otros materiales que pueda necesitar el equipo.

El presidente del Principado, Javier Fernández, aseguraba este lunes que «nadie ha puesto fecha de cierre» a la Brigada de Salvamento Minero y que, por tanto, «la desaparición de la brigada no está en cuestión, en absoluto», ha manifestado antes de poner de relieve el importante trabajo que hace este grupo y del que es conocer por ser ingeniero de minas y haber trabajado en la seguridad minera en colaboración con la brigada. «Desde hace mucho se quienes son y lo que representan», apostilla.

Un Centro Nacional de Entrenamiento en Rescates

Visto el importante papel que ha desempeñado la Brigada de Salvamento Minero en el trágico suceso ocurrido en Totalán, el SOMA-FITAG-UGT ha recuperado una propuesta que ya realizó en octubre de 2015 en el marco de la jornada técnica denominada Patrimonio industrial minero: Recursos y oportunidades de desarrollo. En la misma tenía en cuenta que la Brigada «es un valor y elemento central de la cultura minera» y planteaba la creación de un Centro Nacional de Entrenamientos en Recates.

En el documento que elaboró sobre aquella jornada señalaba que «se podrían abrir sus instalaciones en determinados días al público y realizar simulacros donde los visitantes puedan ver las distintas técnicas de rescate minero. Visitas que deberían extenderse a los más jóvenes». Y añadía que «además de las funciones actuales de rescate minero se trataría de ampliar los objetivos. Serviría para la capacitación y entrenamiento de equipos de rescate, unidades militares, y/o de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado». «Se simularían escenarios reales de accidentes industriales, ferroviarios, derrumbes de edificios, rescates en altura, aeronaves, vehículos, etc. Todo ello complementado con aulas, laboratorios, residencia y talleres, complementarios al ya existente túnel de Anes», contempla la propuesta del sindicato minero.

Apuesta de CCOO por mantener y potenciar la Brigada

Desde CCOO de Hunosa han destacado que los rescatistas «han realizado su trabajo con profesionalidad y buen hacer en una actuación de máxima dureza» pero, al margen de su participación en la resolución de este accidente, ha trasladado este sindicato que «siempre ha apostado, y lo seguirá haciendo, porque la Brigada, que es un cuerpo de rescate de élite y único, no sólo debe mantenerse sino que debe potenciarse, por supuesto, mientras exista minería, pero también si un día deja de haberla».

«Nosotros apostamos por una Brigada con los medios humanos necesarios, con la inversión en renovación y actualización de los equipos de intervención y vehículos que se necesite. Que el personal, mientras haya minería en este país, siga dependiendo de Hunosa y su sede se mantenga en instalaciones de la propia empresa», ha manifestado Rubén García, que matiza que «sin que esto suponga no seguir realizando intervenciones donde, por su especial cualificación, se le requiera, como ha sido el caso de esta última actuación».

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Propuestas para blindar la Brigada de Salvamento Minero