Asturias de película: los rodajes dejan casi 5,5 millones de euros en menos de tres años

El Principado, a través de la Film Commissión, apoyó hasta 52 proyectos solo en 2018. Anuncios, documentales, programa de televisión y series usan la región como escenario

Un fotograma de «El secreto de Marrowbone»
Un fotograma de «El secreto de Marrowbone»

Redacción

Una conductora virtual se sube al nuevo modelo de Reanult en Gijón y recorre el agreste paisaje del Principado, a través de calles, caminos y carreteras, de Picos a la costa. Asturias es la protagonista del último anuncio lanzado por la marca en Francia para promocionar el Kadjar. Este es solo uno de los proyectos audiovisuales desarrollados en el Principado en los últimos dos años. El Gobierno regional, a través de la Film Commissión, apoya los rodajes, unas veces con subvenciones y otras con apoyo logístico. Esta labor deja un reguero de millones sobre el territorio. El impacto calculado por la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, entre mayo de 2016 y diciembre de 2018 asciende a 5,4 millones de euros. 

El listado de proyectos audiovisuales que maneja la Administración asturiana abarca temáticas y géneros muy variados. El anuncio de Renault no es el único que se ha rodado en el Principado. Otro ejemplo es un spot de Red Bull. También hay videoclips, como uno de Ilegales y el último de Víctor Manuel; largos como El secreto de Marrowbone, de Sergio G. Sánchez; documentales como 100 días de soledad, de José Díaz; o Cantábrico, de Wanda Producciones, nominada a los Goya del año pasado; series de televisión, como Trillion Dollar Planet, de Amazon Prime Vídeo; o La Zona, de Movistar +. El chef José Andrés rodó un programa piloto para una serie de televisión y recorrió la región con el fallecido Anthony Bourdain, para su programa en la CNN.  Sólo en 2018 tienen constancia de 52 proyectos.

Cómo se calcula

La consejería explica que existe un modo de calcular la riqueza que el sector audiovisual genera. La Film Commission utiliza el mismo método que el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) que, a su vez, se basa en análisis solventes sobre este mercado. Estos trabajos cifran el dinero que revierte en el territorio en un rango del 30 al 40% sobre el coste total. Es parte del presupuesto se destina a la compra de bienes y servicios locales, al transporte, el alojamiento, la hostelería y a la contratación de profesionales de los perfiles más diversos, desde los específicamente vinculados al mercado de la imagen a otros más genéricos de la logística que requiere todo rodaje.

Los estudios utilizan las matemáticas para llegar a cálculos aproximados. Estiman que por cada euro invertido hay un impacto directo aproximado de 4,4 euros y un impacto indirector de unos 15 euros, incluyendo incluso la Seguridad Social y los pagos a Hacienda. Con esta referencia en mente, la Film Commission de Asturias, señala que entre mayo de 2016 y diciembre de 2018 se generaron 1,6 millones de impacto directo y hasta 5,4 millones de impacto indirecto.

La idea es seguir trabajando en esa línea ya que entre 2016 y 2018 la evolución de los proyectos ha sido muy significativa, es decir, Asturias está ganando peso como escenario. El listado de grabaciones del año pasado es mucho más largo que el de 24 meses antes. Una de las líneas potenciadas por el Principado son las ayudas a proyectos de no ficción que comenzaron en 2016. Entonces se respaldó Vida Vaquera, de Ramón Lluis Bande, y El trabajo o ¿a quién le pertenece el mundo?, de Elisa Cepedal. La segunda convocatoria, la de 2017, sirvió para que se completará In memoriam, de Marcos Merino; y La teoría del acuerdo, de Carmen Comadrán. En 2018, la tercera remesa, volvió a ser para Ramón Lluis Bande, esta vez con Cantares de una revolución; y Lengua nativa, de David Castro.

Mario Casas, en Taramundi: «Es un lujo trabajar aquí»

d.g.

El actor espera disfrutar de unas horas de libertad y descanso en el Occidente asturiano

Mario Casas espera este fin de semana disfrutar de unas horas de libertad y descanso en el Occidente asturiano. El rodaje de su nueva película, Bajo la piel de Lobo, está siendo muy intenso. Ayer, en La Rectoral de Taramundi, ofreció sus primeras impresiones asegurando que está siendo todo un lujo trabajar en Asturias. Casas, uno de los actores de moda en nuestro país, apareció junto a sus dos compañeras de reparto, Irene Escolar y Ruth Díaz. Los tres tienen por delante una semana más de trabajo y, además, en unas condiciones meteorológicas duras para las filmaciones, pero apropiadas para la película. Para el rodaje, Mario Casas ha tenido que engordar más de 10 kilos: «Comemos muy bien, pero demasiado», manifestó.

Seguir leyendo

  

  

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Asturias de película: los rodajes dejan casi 5,5 millones de euros en menos de tres años