«No voy a estar sola y eso demuestra que en el futuro no lo estarán muchas mujeres»

La feminista Blanca Cañedo se enfrenta al juicio por la demanda de Abogados Cristianos arropada por colectivos asturianos y de Valladolid

Blanca Cañedo-Argüelles
Blanca Cañedo-Argüelles

Redacción

«No voy a estar sola y eso demuestra que en el futuro tampoco lo estarán muchas mujeres. Ojalá pudiéramos organizar toda es movilización cada vez que una mujer es acosada e insultada a la puerta de una clínica». Blanca Cañedo, la histórica militante feminista y presidenta de ACAI, el colectivo que aglutina a las clínicas que practican la interrupción voluntaria del embarazo, se enfrenta hoy, 12 de febrero, a un juicio tras ser denunciada por Abogados Cristianos, por sus declaraciones en una entrevista concedida a La Voz. Cañedo acudirá a Valladolid -ciudad en la que se presentó la denuncia- amparada por multitud de colectivos asturianos y castellanoleoneses, desde la Coordinadora 8M a los Consejos de la Mujer. Varios autobuses saldrán de Gijón, además de la gente que se desplazará en su propio vehículo. Esa movilización servirá para arroparla y para demostrar que los colectivos feministas ya no se quedan callados y se defienden en la calle. Sin embargo, todo esta marea solidaria no librará a esta activista «de un escalofrío en la espalda», ese que se siente cuando tienes que defenderte en un tribunal.

Cañedo no se asusta fácil. Lo reconoce. Pero no le gusta pasar por esos malos ratos. A eso no se acostumbra nunca. No obstante, sus años de militancia le han generado el callo suficiente como para no perder la alegría. Sabe que Abogados Cristianos también movilizará gente y lamenta «el mal rato» que se vivirá en Valladolid. Pero entiende que hay dos vías para defender sus derechos: la calle y las urnas, con la movilización social y con los votos, y que todo el mundo puede utilizar ambos caminos. Así que lo acepta como parte del juego. Le cuesta más entender que alguien quiera ganarse sus derechos en los tribunales, porque considera que los jueces están para otras cosas, no para conceder o revocar derechos. Sin embargo, esta feminista asturiana tiene confianza ciega en el sistema judicial. Lo dice por convencimiento y por experiencia. No es la primera vez que estos colectivos antiaborto la denuncian y siempre les ha ganado. 

¿Cuáles son esas palabras que le han valido una denuncia? En la entrevista de La Voz señaló que grupos como Abogados Cristianos rebuscan entre la basura de las clínicas con la intención de reunir pruebas para atacarlas y, además reciben subvenciones. No se amilanó cuando recibió la denuncia. «Hay que ser valientes y no dejar pasar actuaciones como las de Abogados Cristianos», explicó entonces. Tampoco lo hizo cuando tuvo que ir a declarar, en el mes de noviembre, momento en el que ratificó sus palabras. Ahora llega el momento decisivo, el juicio.

La Coordinadora Feminista 8M es uno de los grupos que acompañará a Blanca Cañedo. De ella destacan que es una de las fundadoras de la clínica Belladona hace ya 30 años. «Trabajadora social y enfermera, de notable trayectoria en el ámbito de la lucha por los derechos de la mujer, estará acompañada en Valladolid por una amplia delegación de asturianas que entienden que su juicio es un ataque al conjunto del movimiento feminista», indica el colectivo.

La plataforma le muestra su solidaridad ante «la demanda de difamación iniciada por los Abogados Cristianos». Considera que es «parte de una campaña de hostigamiento hacia los centros abocados al cuidado de la salud sexual y reproductiva de las mujeres que garantizan además el ejercicio del derecho a la interrupción del embarazo». 

Comentarios

«No voy a estar sola y eso demuestra que en el futuro no lo estarán muchas mujeres»