Así son los científicos asturianos: becarios con más de 40 años

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

Un laboratorio
Un laboratorio

Uno de cada cuatro PDI de la Universidad de Oviedo ni siquiera tiene un contrato a tiempo completo. Solo seis de cada diez son funcionarios

20 feb 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Los nombres propio ayudan a poner caras a los problemas. Los números, los contextualizan. El Ministerio de Educación y Cultura acaba de publicar una estadística sobre el personal de las universidades españolas que deja de relieve la situación precaria en la que se encuentran los investigadores en España. Contratos a tiempo parcial, temporales y sin ninguna seguridad, becarios por encima de los 40 años sin demasiadas expectativas de mejorar. Ese es el panorama que describe este trabajo en Asturias y también en el resto de España. Los científicos reclaman un pacto de estado por la ciencia que incluya una carrera investigadora que les libre de vivir a salto de mata y que les guíe en su tarea. A día de hoy, todo esto es imposible.

Lo que hacen los jóvenes investigadores asturianos, a falta de otras alternativas es formarse. La región tiene una de las tasas más altas científicos que se forman en la Universidad de Oviedo y leen su tesis en la misma institución. Solo en País Vasco y en Canarias, una región marcada por la insularidad, los porcentajes son más altos. El propio rector, Santiago García Granda, reconocía en una entrevista a La Voz, que la movilidad es necesaria porque otorga una experiencia única que también beneficia a las instituciones.

Qué dice el ministerio

El Ministerio de Educación reconoce que en Asturias hay un total de 2.111 profesionales dentro de la categoría de personal docente e investigador (PDI). Las cifras corresponde, de hecho, al curso 2017/2017, el último del que hay cifras oficiales. Del total, solo el 58% son funcionarios. Esto supone que tan sólo gozan de una estabilidad absoluta y tienen una carrera definida 1.237. El resto vagan entre diferentes figuras. Llama la atención que hay 667 que tan solo cuentan con un contrato de duración terminada, es decir, temporal. Estos están sujetos a todos los vaivenes posibles.