Son plenamente capaces (de votar)

Asturianos con discapacidad intelectual organizan un mitin social para trasladar a los partidos políticos sus necesidades y reivindicaciones


Justo antes de que comience el carrusel electoral, de que las promesas se abran paso en las campañas y de que los candidatos se lancen a la carretera, un grupo de asturianos con discapacidad intelectual se ha subido a un estrado para recordar a la sociedad y a los partidos que su voto cuenta. La ONG Plena Inclusión Asturias ha organizado un mitin inverso. Los políticos estaban esta vez entre el público. Los que han hablado son los electores que han contado sus necesidades. Han reclamado la igualdad de oportunidades, el derecho a una vivienda digna, los apoyos necesarios antes la justicia, su deseo de disfrutar del ocio y del deporte sin barreras,... Incluso un derecho tan básico como el de votar.

Por primera vez, las personas con discapacidad intelectual incapacitadas jurídicamente podrán introducir sus papeletas en las urnas el 28 de abril. En noviembre de 2018, y gracias a la presión del movimiento asociativo, el Congreso aprobó por unanimidad la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral (LOREG) que establecía que «carecen de derecho de sufragio los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial firme» y «los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial». Esta barrera se ha tumbado pero ahora ha aparecido la Junta Electoral Central que ha dictado dos instrucciones que han indignado al colectivo, ya que deja en manos de apoderados e interventores la decisión de anotar el DNI de aquellas personas que pueden no estar votando libremente. «¿Cómo lo van a saber? ¿Mirando a los ojos a los votantes?», ha lamentado Casilda Sabín, gerente de Plena Inclusión Asturias, muy crítica con este tipo de decisiones que generan inseguridad y arbitrariedad.

Un mitin social

La plaza de La Escandalera, a escasos metros del Parlamento asturiano y de los centros de poder del Principado, ha sido el espacio elegido para el mitin social, al que han asistido decenas de personas. En primera fila, algunos políticos, como la consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela; y la concejala del ramo en el Ayuntamiento de Oviedo, Marisa Ponga. Sobre el estrado, nueve portavoces elegidos por el colectivo para encarnar sus demandas. «Vota la inclusión» ha sido el lema elegido.

La encargada de comenzar ha sido la avilesina Carmen Bermejo que vota siempre que puede. Reconoce que la familia es muy importante y que trata de pedir ayuda para comprender el programa electoral y así decidirse por un partido de manera informada. «Tenemos que demostrar a todos los partidos políticos que es importante que votemos. Nosotros también tenemos derecho a voto», ha explicado. Cree que es necesario que la sociedad les entienda y les arrope. «A un mes justo de las elecciones para decidir quién nos va a representar, queremos hablar en este mitin no político, en un mitin social, sin promesas pero con reivindicaciones», ha explicado. Ha recordado que los partidos también deberían tener programadas adaptados a todos los ciudadanos con barreras.

Han tomado el relevo Lara Salazar, Juan Barbeira, Jesús Acedo, Natalia Bello, Aladino Fernández, Mónica Tirado, Raquel Silva y Antonio García. Cada uno de ellos ha hablado de sus preocupaciones. Han recordado avances, como la sentencia de lectura fácil pionera en todo el mundo y reconocida incluso por la ONU, han pedido que se les abran de las puertas del ocio. Han contando dificultades del día a día, desconocidas para quien no está a su lado. «Os quejáis de que el cine es muy caro porque cuesta 9 euros. A nosotros nos cuesta 18, nuestra entrada y la de nuestro acompañante», ha explicado Acedo, que ha solicitado que se facilite su acceso a espacios de ocio y de deportes en igualdad de condiciones.

«Son plenamente capaces de elegir lo que quieren, de organizar un plan de vida. Lo único que tenemos que hacer todos, incluida la administración, es generar los apoyos suficientes para que lo puedan desarrollar», ha argumentado Casilda Sabín. «Que tengan dificultades para comunicarse no quiere decir que no puedan saber a quién votar», ha insistido la gerente de Plena Inclusión Asturias. «Mi voto cuenta», han coreado al final del acto.

Las personas con discapacidad intelectual podrán votar

La Voz

El Congreso aprueba por unanimidad la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral, que deberá ser respaldada en el Senado. El cambio dará derecho a voto a más de 100.000 discapacitados que hasta ahora no podían pronunciarse

Más de 100.000 personas con discapacidad intelectual podrán votar en las próximas elecciones si la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral (LOREG), aprobada este jueves en el Congreso, supera su tramitación en el Senado. La reforma ha contado con el consenso de todas las fuerzas políticas durante todo el proceso, solo EH Bildu -que se abstuvo en la votación de la ley en la Comisión Constitucional- se descolgó en el último tramo del proceso como consecuencia de una enmienda presentada por el PP que, finalmente, ha sido incluida en el texto votado este jueves. Cuando entre en vigor, la LOREG dejará de contar con los apartados c) y d), en los que se establece que «carecen de derecho de sufragio los declarados incapaces en virtud de sentencia judicial firme» y «los internados en un hospital psiquiátrico con autorización judicial».

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

Son plenamente capaces (de votar)