redacción

La serie de fotografías que acompaña a esta información muestran dos momentos diferentes del altercado vivido el pasado jueves en el campus universitario de El Milán, en Oviedo. En la primeras de ellas, por orden temporal, cuatro militantes de Vox permanecen en torno a la mesa montada para repartir propaganda y un quinto, un poco más retirado, saca fotografías. Las otras tres son momentos diferentes de la agresión sufrida por el profesor que resultó herido durante la carga policial. Están tomadas en tres instantes diferentes pero todas en las escaleras del complejo universitario, es decir, dentro de terreno perteneciente a la institución. Un Policía uniformado golpea con el tolete al docente que tuvo que ser atendido en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). A su lado otras dos personas más. En una de las instantáneas, uno retiene del brazo al otro.

Son solo algunas de las fotografías que han comenzando a salir después de la conmoción inicial por lo sucedido el pasado jueves. Los testigos de los hechos han comenzado a pasarlas. Circulan en redes sociales, en grupos de whatsapp y en círculos más privados. También existen vídeos. En la era de la tecnología y de los móviles, el material gráfico es cada vez más abundante. Los testigos del altercado, conscientes de la importancia de lo que estaba sucediendo, optaron por dejarlo inmortalizado.

Los pasos de la Facultad

Las autoridades universitarias han comenzado a dar pasos. La Facultad de Filosofía y Letras ultima un informe que entregará al Rectorado con pruebas que demuestran que agentes de la Policía Nacional protagonizaron cargas dentro de terreno de la Universidad de Oviedo. Este informe incluye nombres y apellidos de testigos que están dispuestos a declarar oficialmente. El decano, José Antonio Gómez, ha explicado que su intención es pasar lo antes posible el expediente al rector, Santiago García Granda, «para que obre en consecuencia y dé traslado a la Delegación del Gobierno». La Facultad no ha presentado una denuncia porque considera, dice Gómez, «que es la Universidad la que debe sentirse molesta y agraviada por el comportamiento de la policía que entró en el campus».

A día de ayer, lunes por la tarde, nadie se había puesto en contacto con el Decanato de la Facultad de Filosofía y Letras. La Delegación del Gobierno emitió un escueto comunicado el domingo, cuando la polémica ya se había amplificado y el secretario general de Podemos Asturias, Daniel Ripa, había compartido una imagen en la que se aprecia a un agente de uniforme golpeando con el tolete al docente, tirado en las escaleras de acceso al campus, tratando de protegerse. La Delegación aseguraba que había abierto una investigación. Sin embargo, la facultad no ha tenido noticias. «Me pongo a disposición de quienes quieran recabar información. Nosotros la tenemos», insiste Gómez, que estuvo en el lugar en el que ocurrieron los hechos, aunque no desde el principio.

La elaboración del informe no es una decisión unilateral del decano de Filosofía y Letras sino algo con un amplio respaldo interno. Aunque se planteó en algún momento que fuera la propia facultad la que denunciara los hechos, finalmente se optó por dar traslado al Rectorado para que sea el máximo órgano de gobierno de la Universidad de Oviedo el que realice directamente la gestión. «Si me dicen que lo tengo que hacer yo, lo haré», asegura. El rector, Santiago García Granda, que estaba en Rusia el pasado jueves, cuando sucedieron los hechos, realizó a su regreso, el sábado, un primer pronunciamiento. «La Universidad de Oviedo quiere expresar su tristeza por ver estas imágenes que no se corresponden con la sociedad libre y democrática que creemos disfrutar y que queremos seguir disfrutando», señaló. Al mismo tiempo, reclamó que «se depuren todas las posibles responsabilidades y se apliquen las sanciones que correspondan» y condenó «la violencia y la provocación».

Los hechos que han dado lugar a este creciente malestar en la Universidad de Oviedo ocurrieron a última hora de la mañana del jueves. Vox había organizado un acto justo en frente de la biblioteca del campus del El Milán, 12 horas antes del inicio oficial de la campaña electoral. Habían montado una mesa en la que repartían pegatinas y material del partido. Un nutrido grupo de estudiantes realizó una sentada en las escaleras de la acera opuesta, dentro del campus de El Milán. La tensión fue palpable desde el primer momento. Primero se enfrentaron a gritos. Después, cuando los simpatizantes del partido se marcharon, su coche recibió el impacto de algunas piedras. Intervino la Policía. Los testimonios recabados reiteran que las cargas fueron dentro.

Todo este altercado se saldó con un profesor herido. En concreto, se trata de un doctorando, con una beca Severo Ochoa y carga lectiva. Tuvo que ser trasladado al Hospital Universitario Central (HUCA), donde se le hizo un parte de lesiones. En concreto, sufría una brecha en la cabeza que sangraba abundantemente, se había dislocado una muñeca y presentaba fuertes golpes por todo el cuerpo. El docente presentó la correspondiente denuncia.

Así narran los estudiantes y profesores las agresiones durante el acto de Vox

claudia granda
Los estudiantes se concentran en el campus de El Milán
Los estudiantes se concentran en el campus de El Milán

Varios de los testigos cuentan cómo se sucedieron los incidentes en el campus de El Milán

A las 17:30 horas de la tarde un grupo de alumnos y profesores del campus del Milán se reunía en un acto de repulsa a las agresiones que se sucedieron esta misma mañana en la zona. Varias personas resultaron heridas, uno de ellos, profesor de Historia Contemporánea que actualmente se encuentra en observación en el HUCA con pronóstico leve. Todo ocurrió durante un acto realizado por Vox frente al mismo campus, donde varias decenas de personas del entorno universitario realizaban una sentada. Varios jóvenes compartían esta tarde su experiencia y su visión del altercado, al igual que volvían a alzar la voz al grito de «fuera, fascistas, de la universidad».

Seguir leyendo

Valora este artículo

25 votos
Comentarios

Nuevas fotos muestran la carga policial dentro del campus de El Milán