Vallina llama a «levantar la cabeza» para mostrar el orgullo de ser de izquierdas

La candidata de IU reivindica la Asturias rural. Protagoniza una pegada simbólica de carteles junto a Concha Masa

Ángela Vallina posa bajo la lluvia con Concha Masa e Iván Álvarez
Ángela Vallina posa bajo la lluvia con Concha Masa e Iván Álvarez

Izquierda Unida ha arrancado la campaña para las elecciones del 26 de mayo resaltando la importancia que el medio rural y la lucha contra la despoblación tiene para la coalición, según ha subrayado su candidata a la Presidencia, Ángela Vallina, que ha reivindicado el orgullo de ser de izquierdas. «Somos la izquierda, a mucho orgullo. Levantad la cabeza porque parece que ahora la izquierda tiene que estar escondida o avergonzarse de ello», ha señalado. Vallina ha protagonizado una intensa agenda que la ha llevado de Candamo al centro de Oviedo. La pegada simbólica de carteles la ha organizando junto a otra candidata, en concreto Concha Masa, número 1 de la formación a la Alcaldía de Oviedo. Bajo la intensa lluvia que remojó la ciudad a media tarde ambas han posado sonriente y confiadas. A media noche se da el pistoletazo de salida oficial pero ambas llevan meses de trabajo adelantado.

La agenda de IU

La exalcaldesa de Castrillón y eurodiputada de IU ha visitado Candamo y ha precisado que esta elección nada tiene que ver con el incendio declarado ayer en la sierra de Sorella, que obligó a activar el plan regional de incendios. El acto en este concejo estaba ya decidido desde hace tiempo y no responde al oportunismo, ha afirmado Vallina desde uno de los tres concejos a los que afectó ese incendio forestal, señala EFE.

Tampoco es oportunismo su apuesta por el medio rural, ha afirmado la candidata, que se ha mostrado segura de que sí lo es para otros que, cuando pase la campaña, demostrarán que sólo hablaban y sacaban a la palestra los problemas de ese ámbito porque está de moda. «Nosotros sí que creemos en políticas para recuperar y fijar la población en el medio rural», ha incidido Vallina, que ha negado que su discurso tenga validez las dos semanas de campaña porque para IU la zona rural es una prioridad. Ha reivindicado buenas comunicaciones, banda ancha para que la gente pueda trabajar con internet o unos servicios públicos de calidad en los concejos rurales para conseguir que la gente se quede y arraigue la población.

En su opinión, es uno de los grandes recursos, potenciales y pilares con los que Asturias tiene que empezar a reflotar «porque no todo es la zona central o la industria». La todavía eurodiputada ha advertido además de que en la UE se habla ya de cambiar el modelo de grandes explotaciones agrícolas por los problemas medioambientales que ocasiona y de que es preciso apostar por «los grandes productos de gran calidad» que hay en Asturias y su transformación, mediante una fiscalidad que beneficie a emprendedores y cooperativistas.

A raíz del último barómetro del Centro Investigaciones Sociológicas, que asigna a IU entre cuatro y cinco, ha recordado que con Gaspar Llamazares como candidato esa misma encuesta les daba tres escaños en 2015 y que finalmente terminó sacando cinco.

Comentarios

Vallina llama a «levantar la cabeza» para mostrar el orgullo de ser de izquierdas