Malas previsiones para la economía asturiana, el BBVA la sitúa a la cola de España

El último informe prevé que el Principado tendrá el menor crecimiento del país en los dos próximos años

Un soldador
Un soldador

Redacción

El crecimiento económico de Asturias será del 1,7 por ciento este año y del 1,6 por ciento el que viene, mientras que el empleo sólo crecerá un 0,2 y un 0,5 por ciento, respectivamente, en todos los casos las menores tasas del país, según BBVA Research. Los analistas de la entidad prevén que la economía asturiana crezca este año medio punto menos que la media nacional, mientras que en 2020 la diferencia sería de tres décimas.

Respecto a la creación de empleo, el Principado estaría aún más alejada de la media nacional, indica EFE. En concreto, BBVA Research prevé que el empleo crezca este año en Asturias un 0,2 por ciento, frente al 2,1 por ciento del conjunto de España. El crecimiento del empleo en Asturias se aceleraría en 2020 hasta el 0,5 por ciento, mientras que en el conjunto del país se desaceleraría al 1,7 por ciento.

Las grandes urbes asturianas tardarán cinco años en recuperar el nivel precrisis

Nacho G. Ruano
Panorámica de Oviedo
Panorámica de Oviedo

Un estudio del BBVA Research recoge que la región creará 15.000 empleados en los próximos catorce meses

El informe «Situación Asturias» del BBVA Research señala que la economía asturiana mantendrá un crecimiento moderado del 2,5% en 2018 y del 2,6% en 2019, por debajo del 3,5% experimentado en 2017. «En caso de seguir a este ritmo de crecimiento, las grandes urbes asturianas tardarán entre 3 y 5 años en recuperar el nivel anterior a la crisis, siendo Oviedo y Gijón las que lideren esta rercuperación», señala Miguel Cardoso, economista jefe para España del BBVA Research, que señala que «algunas zonas de España el nivel de desarrollo ha permitido llegar a registros previos a la crisis. La economía asturiana progresa en menor medida que la media nacional».

Seguir leyendo

Comentarios

Malas previsiones para la economía asturiana, el BBVA la sitúa a la cola de España