Las grandes urbes asturianas tardarán cinco años en recuperar el nivel precrisis

Un estudio del BBVA Research recoge que la región creará 15.000 empleados en los próximos catorce meses

Panorámica de Oviedo
Panorámica de Oviedo

Redacción

El informe «Situación Asturias» del BBVA Research señala que la economía asturiana mantendrá un crecimiento moderado del 2,5% en 2018 y del 2,6% en 2019, por debajo del 3,5% experimentado en 2017. «En caso de seguir a este ritmo de crecimiento, las grandes urbes asturianas tardarán entre 3 y 5 años en recuperar el nivel anterior a la crisis, siendo Oviedo y Gijón las que lideren esta rercuperación», señala Miguel Cardoso, economista jefe para España del BBVA Research, que señala que «algunas zonas de España el nivel de desarrollo ha permitido llegar a registros previos a la crisis. La economía asturiana progresa en menor medida que la media nacional».

Paradójicamente, Asturias experimentará para este año un descenso del empleo del 0,6%, según la Encuesta de Población Activa (EPA). «Asturias no es la única comunidad autónoma en la que aumenta el desempleo y crece el PIB», afirma Cardoso, que considera que «esto se trata de una situación muy puntual. En 2019, la EPA contempla una creación de empleo del 2,1%, dejando el desempleo de la región en el 11,1%». El BBVA Research prevé que, entre el tercer trimestre de 2018 y finales de 2019, se creen 15.000 empleos en el Principado, aunque todavía queda lejos la tasa del 8% previa a la crisis.

Crecimiento por sectores

El sector inmobiliario repunta gracias a la demanda de vivienda residencial: la venta de viviendas en Asturias mostró mayor dinamismo que la media nacional en 2017. Según datos del Ministerio de Fomento, el año pasado se vendieron 9.216 viviendas, lo que supuso un incremento interanual del 21,2%, 5 puntos porcentuales más que el registrado en España. Además, en el primer semestre del año, la venta de viviendas en Asturias volvió a mostrar un mayor aumento que la media nacional. Entre enero y junio se vendieron 5.172 viviendas, un 15,7% más que en el mismo período del año pasado, 5,6 puntos porcentuales menos que la media nacional. «El sector inmobiliario ganará mucha importancia en el medio plazo», asegura Cardoso.

Peor parado sale el sector hostelero, que muestra pequeñas caídas en el del 0,2% y del 0,6% en el acumulado de viajeros y pernoctaciones hoteleras, según datos recogidos hasta septiembre de 2018. Esto es fruto del descenso del número de viajeros nacionales al principado, que no pudo suplirse con el aumento de los turistas extranjeros. Tras cinco años consecutivos de crecimiento en este sector, que depende en gran medida de los residentes en España, 2018 muestra una estabilización de los registros.

Riesgos para la economía asturiana

 A pesar del crecimiento de la región, el economista avisa de una serie de factores que puede contribuir a desestabilizar esta senda de crecimiento. «Uno de estos factores es la subida del precio del petróleo y de las energías, que afecta mucho al Principado, ya que es muy dependiente de la energía externa por la importancia del sector industrial. Además, existe una incertidumbre con las políticas económicas que se llevarán a cabo», explica.

Para Cardoso, es clave un consenso que ayude a tomar medidas para acelerar la recuperación. «Existen muchas situaciones de emergencia social que obligan a tomar medidas para que se consolide el crecimiento y se traslade a la población», señala el economista, que prevé que el complicado momento que viven algunos sectores sea solo temporal, y puedan recuperarse en el corto plazo. «Se trata de algo temporal que puede estar respondiendo a temas específicos», afirma.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las grandes urbes asturianas tardarán cinco años en recuperar el nivel precrisis