Hazte Oír reclama cárcel e indemnizaciones para dos acusados de apredear su autobús

El colectivo ha decidido solicitar la apertura de juicio oral

El autobús de Hazte Oír en Pola de Lena
El autobús de Hazte Oír en Pola de Lena

El colectivo Hazte Oír ha decidido solicitar la apertura de juicio oral contra dos personas por el ataque de su autobús en el año 2017 en una gasolinera del municipio asturiano de Pola de Lena. La representación legal de Hazte Oír ya ha registrado en el juzgado de esa localidad la solicitud para acusar a V.C.S.A. Y a R.F.D. Considera que son responsables de los delitos de coacciones, discriminación, desórdenes públicos y daños. En su escrito, reclama a cada uno penas de ocho años y tres meses de prisión, además de indemnizaciones por lo acontecido.

Los hechos se remontan al 9 de mayo de 2017, cuando el autobús de Hazte Oír fue recibido con protestas en una estación de servicio próxima a la localidad asturiana de Pola de Lena. Varias personas participaron en una acción de rechazo al autobús que llevaba por lema Dejad a los niños en paz. Debido a este altercado, los miembros de Hazte Oír tuvieron que seguir viaje escoltados por policías hasta Oviedo.

Según explica Hazte Oír en su escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, el colectivo ya tuvo que cambiar el lugar inicial para poder hablar con los medios de comunicación, ante los mensajes «agresivos y violentos» que les llegaban en redes sociales. En Pola de Lena, y ante la presencia de los medios, sis integrantes ni siquiera pudieron hablar. Relatan que fueron recibidos con consignas como «fuera, aprended respeto, fascistas, somos de verdad y existimos aunque os joda». Además, añaden en su relato que esas personas, incluidos los acusados, sacudieron el autobús, le tiraron piedras, huevos y frutas, rompiendo la luna y varias ventanillas, y arrancaron el limpiaparabrisas.

El escrito continúa que el grupo de la organización que se desplazaba a Asturias decidió no hacer las declaraciones previstas a los medios de comunicación y se refugió en el vehículo refugiarse. Posteriormente, para evitar incidentes, porque habían sido informados de que un centenar de personas les esperaba en Oviedo, decidieron dejar allí el vehículo y trasladarse a la ciudad en un turismo particular con el objetivo de depositar en ayuntamiento un manifiesto. Les siguieron unas personas que, explican, fueron identificados por la Policía como el grupo de la gasolinera. Tras ser escoltados por los agentes, los miembros de Hazte Oír depositaron el manifiesto, pero «entre insultos de un centenar de personas controladas por la Policía». 

En el escrito que presenta Hazte Oír para pedir la apertura del juicio oral, acusan a V.C.S.A. y a R.F.D. de lanzar objetos al autobús, fracturando las puertas delanteras, algunas ventanillas y arrancando el parabrisas, «con la intención de impedir que Hazteoir.org pudiera ejercer su libertad de acción y deambulando, movidos por razones de odio y motivos discriminatorios por la ideología contraria». Los sucesos de ese día impidieron el acto programado, causaron daños y produjeron «una grave alteración del orden público».

Así, consideran que cada uno de los dos acusados tendrían que ser condenados por los delitos de coacciones (tres años), discriminación (dos años), desorden público (tres años) y daños (tres meses). También piden indemnizaciones por los daños materiales y morales. Solicita Hazte Oír la declaración de los acusados y que se tome testimonio a varias personas, incluidos policías que actuaron ese día.

No es la primera vez que Hazte Oír lleva este asunto a los tribunales. Pero al estar investigado el secretario general de Podemos, Daniel Ripa, el asunto fue tratado por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), al ser Ripa aforado. Sin embargo, la sala de lo Civil y Penal del TSJA decretó en septiembre de 2018 el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa contra Ripa, remitiendo todas las diligencias al juzgado de Pola de Lena.

La activista transexual a quien Hazte Oír lleva a juicio: «Vengo tranquila»

La Voz/Agencias
Concentración de apoyo a Berta Rozada
Concentración de apoyo a Berta Rozada

Berta Rozada comparece arropada por una concentración de apoyo y denuncia la paradoja de que los que esparcen odio queden impunes

La activista transexual Berta Rozada ha afirmado que acude «tranquila» y «sabiendo que no he hecho nada» al Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), donde ha sido llamada a declarar por las protestas contra el autobús de Hazte Oír. Rozada ha calificado de «paradoja» que los que «esparcen odio por el Estado español y que lo intentan por Asturias queden impunes y no tengan castigo, y que los que vamos a mostrar pacíficamente nuestro desacuerdo tengamos que pasar por estos procesos, que espero que quedo en nada pero es frustrante».

Minutos antes de entrar al juzgado, Rozada, que ha estado arropada por una concentración donde participaron decenas de personas y parlamentarios de Podemos Asturies, ha agradecido el apoyo de la sociedad asturiana ante el proceso judicial abierto por la agresión al autobús de Hazte Oír hace más de un año en Lena.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Hazte Oír reclama cárcel e indemnizaciones para dos acusados de apredear su autobús