¿Si cambia el clima, cambiará el carácter de los asturianos?

Según los expertos con más horas de sol, las formas de vida, las relaciones sociales y el ocio son distintas, y la tendencia sería ir hacia una personalidad más propia del Mediterráneo

Playa
Playa

Redacción

Los asturianos tienen un carácter propio. Gozan de fama de campechanos, de ser valientes y afables. Su clima variable, -un mismo día puede hacer sol y llover, en apenas horas pueden llegar a desplomarse los termómetros e incluso, puede llegar a nevar en pleno mes de junio, como ocurrió a principios de esta semana, ha influido en su identidad. Han tenido que acomodarse a la climatología. «A los asturianos no nos cambia el humor un día gris o lluvioso», explica el catedrático de la Universidad de Psicología de Oviedo, Marino Pérez. Pero, y ¿si cambia el clima, peligra el carácter asturiano?

Asturias es verde por su meteorología, no en vano, a diferencia de lo que se pudiera pensar a priori, no solo registra mayor precipitación que ciudades como Londres, Dublín o Edimburgo, sino que además, puede llegar a recibir en un año hasta tres veces más de agua que la que cae en la capital británica. Pero, como ocurre en otras zonas, el clima asturiano está cambiando y la tendencia es que siga haciéndolo en las próximas décadas. De hecho, este invierno ha sido cálido y muy soleado en Asturias. En el contexto de cambio climático, ¿cambiará el carácter de los asturianos? Según los expertos ocurrirá, pero será muy a largo plazo. Y es que con temperaturas más elevadas y más horas de sol, cambian las formas de vida, de sociabilidad y de ocio. «El ejemplo está en el clima mediterráneo y en el carácter latino que es muy distinto al de las poblaciones del norte de Europa que registran un clima nórdico. Las altas temperaturas y el clima soleado invitan a estar fuera de casa. La influencia que existe es a través de las formas de vida, de trabajo, de ocio…», explica Marino Pérez. Argumento con el que coincide Ana González, profesora de la Universidad de Psicología de Oviedo. «La alimentación es distinta, las formas de relacionarse, el día a día…», matiza.

Como ejemplo de cómo influye la climatología en una sociedad, Marino Pérez, señala la sociabilidad de los japoneses, resultado, en parte, de su clima árido y hostil que les ha llevado a que necesiten los unos de los otros, y que dista mucho «de sociedades más individualistas». En cualquier caso, puntualiza que para hablar de un cambio debe hacerse a una escala de largo recorrido. «No es de un día para otro, ni de un año para otro», aclara. Y es que, explica, otra cosa son las variables del tiempo que se observan cada día. En este caso, señala, «pueden influir en los cambios de humor, pero nunca en el carácter».

Carácter más mediterráneo

Con más horas de sol, la tendencia, explican el psicólogo Miguel Silveira y la profesora de Psicología, Ana González, es ser «más mediterráneos». «Las buenas temperaturas invitan a salir más de casa, a disfrutar más en la calle como ocurre en el sur, que si son así, es, además de por factores culturales, por su clima», señala Silveira.

Comentarios

¿Si cambia el clima, cambiará el carácter de los asturianos?