Cuando el rey leyó un poema en asturiano

Felipe VI recitó versos de Caveda y Nava en 1991 en Villaviciosa y un texto de Berta Piñán en el discurso del Campoamor de los premios en 2004


La polémica política de la semana tuvo como protagonista el uso de la lengua asturiana en la Juta General después de que PP y Vox se negaran a permitir que la consejera de Cultura, Berta Piñán, expusiera en asturiano las prioridades políticas de su departamento ante la cámara. La diputada del PP, María Gloria Garcia, reclamó interrumpir la sesión hasta que pudiera llegara un traductor ya que se decía incapaz de entender la exposición de la consejera. Sin embargo, al día siguiente se difundió en redes sociales un vídeo de la misma diputada, en la Junta General durante la celebración del Día de les Lletres, recitando un poema de la misma Berta Piñán y en asturiano.

Lo cierto es que el ahora rey Felipe VI y entonces Príncipe de Asturias también leyó unos versos de un poema de Berta Piñán en la ceremonia de entrega de los galardones de la Fundación en el año 2004, aunque los recitó traducidos al castellano al final de su intervención. Era la primera ocasión en la que la reina Letizia acudía a la ceremonia y el rey se dirigió a ella para manifestar su deseo de «levantar una casa que sea como un árbol». Los versos originales de Piñán en lengua asturiana son: «Llevantar una casa que seya como / un árbol, como Dafne crecer peles / sos rames, sentir les estaciones,la fueya / nuevo depués de la ivernera, les frutes primeres / del veranu. Una casa que seya como un árbo l/ qu’aguante los rellampos, qu’escample / la pedrisca, qu’espante lloñe la ventolera xélido / del tiempu».

Mucho tiempo atrás, en 1991, el entonces mucho más joven príncipe sí que leyó unos versos en asturiano, también en relación con los premios de la Fundación aunque no en la ceremonia de Oviedo, sino en la entrega del Pueblo Ejemplar de Asturias. Aquel año recayó en la Asociación de Amigos del Paisaje de Villaviciosa Cubera y al término de su discurso se refirió a un «bellísimo romance, que circuló anónimamente por Asturias hace más de cien años», y cuya autoría corresponde a José Caveda y Nava, historiador y político del siglo XIX. El entonces Príncipe Felipe recordó que el texto hacía referencia a una visita a Asturias de su antepasado Alfonso XII y en el romance una campesina se lamentaba su marcha. Así leyó: ««Si ansí ye, ¿pa qué veniste? / ¿A facenos enaguar, / y conocéte y marcháte, / y quiciás non véte más?».

El primer diputado

El debate en la Junta General se centró en una polémica jurídica. Las quejas de los grupos conservadores para que Piñán no pudiera expresarse en asturiano recibieron el respaldo de los servicios jurídicos de la cámara al hacer una intepretación restrictiva del reglamento del parlamento que, en su literalidad, habla del derecho de los diputados a hacer uso de la lengua asturiana. Pero Piñán no es diputada, sino miembro del Gobierno. Este «vacío legal» encontró respuesta por parte de los grupos de PSOE, Podemos e IU que ya han anunciado su intención de reformar el reglamento. Aunque lo cierto es que en las últimas legislaturas, el asturiano se ha usado de forma habitual y sin polémicas en los plenos de la cámara.

Pero ¿quién fue el primer diputado en utilizar el asturiano en la Junta General? «Fui yo» dice, tajante Xuan Xosé Sánchez Vicente, que entró en el parlamento autonómico como líder del Partíu Asturianista (PAS) en dos ocasiones, en 1991 y 1999. En aquellas décadas no era tan sencillo usar el asturiano en los pleno y Sánchez Vicente se topó con muchas resistencias, una de ellas simplemente por usar el topónimo «Xixón» en un escrito.

Xuan Xosé Sánchez Vicente
Xuan Xosé Sánchez Vicente

«Tuve una pelea de un añu y pico, sin inscribime n'asturianu lo que yo decía. Incluso tuvieron sin publicase les actes, durante una llarguísima temporada hasta que gané aquella batalla. Y a partir d'entós publicábase en doble columna», recuerda Sánchez Vicente. «Tuvieron que meter a una persona que supiera asturianu, los lletraos nun queríen pero al final ganose la batalla, pero más de un añu tuve sin que se transcribieran les mis intervenciones». 

Con todo, y respecto a la polémica abierta por el caso de Berta Piñán esta semana, el político asturianista indicó que «ye inaceptable lo de Berta Piñán y lo del PSOE, a mí no me lo faen. Tuve un año y pico peleando y falando n'asturiano contra la opinión xeneral pero al final gané, a mí no me doblen». A lo que añadió que la intepretación de los letrados del reglamento «ye de mexase de risa».

  

Comentarios

Cuando el rey leyó un poema en asturiano