Las grandes compañías asturianas suspenden en igualdad

Solo un 4% de las empresas ha puesto en marcha los planes que les exige la ley


Solo el 15 % de empresas de más de 250 trabajadores cumple con la ley y tiene planes de igualdad. En Asturias la cifra es aún más insignificante. Solo cuatro de cada 100 acata la normativa. Estos son los datos que maneja UGT. El sindicatoe ha denunciado también que el salario mínimo sigue sin aplicarse en sectores como la agricultura y que continúan los problemas con el registro horario en muchas empresas.  Se trata de los tres pilares de la nueva campaña que el sindicato ha puesto en marcha para denunciar y exigir el cumplimiento de estos tres derechos laborales -SMI, registro horario y planes de igualdad- especialmente en sectores más precarios y con escasa representación sindical, donde han pedido a la Inspección que actúe de oficio. «Hay reticencia de las empresas a aplicar las tres cosas», ha criticado la vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, que ha vinculado muchos de los problemas a que se hicieron al margen de la negociación entre patronal y sindicatos. «Las tres cuestiones fueron sacadas por el Gobierno sin acuerdo del diálogo social y ahora vienen las dificultades para aplicarlo», ha criticado en una rueda de prensa.

De vuelta a los planes de igualdad, ese 15 % corresponde a datos recopilados por UGT hasta finales de julio. Actualmente, la ley obliga a contar con estos planes a empresas de más de 250 trabajadores, 4.806, y mirando sólo a los registrados la cifra baja a 387, lo que supone un 8 % del total de las grandes compañías. Por regiones, y en términos relativos, Galicia está al frente, un 14,14 %; seguida de Navarra, con un 10,64 %, Comunidad Valenciana, un 10,1 %; Andalucía y Castilla y León, un 9,6 %, o Madrid, un 9,09 %. Por debajo del 9 % están Cataluña y Extremadura, con un 5 %; Asturias y País Vasco, con un 4 %; Canarias, con un 4,55 %; Aragón y Castilla La Mancha, con un 3,54 % o Cantabria, con un 3 %. En la cola, se sitúan Murcia y Baleares, 2 %, o La Rioja (0 %). Tampoco se cumple en el sector público, ha criticado el sindicato.

Antoñanzas ha advertido de que el año que viene también deben contar con planes de igualdad las compañías de más de 150 trabajadores y que la obligación se extenderá hasta las empresas de más de 50 en 2022, lo que eleva el total de obligadas a más de 31.000. Es una ley de obligado cumplimiento y por ahora es simbólico, ha añadido Antoñanzas, que también ha criticado que se hagan planes «como churros» -similares para distintos sectores o empresas- y que exige un desarrollo reglamentario, así como más recursos para los sindicatos evitando que se convierta en un negocio para las consultoras, informa EFE.

Salario mínimo y registro de jornada

En cuanto al SMI, el sindicato señala los incumplimientos en sectores como la agricultura, la restauración o los servicios, especialmente en las actividades externalizadas. Con más detalle, aunque sin un balance aún global, UGT denuncia que no se ha aplicado la subida a 900 euros, en vigor desde enero, en convenios de restauración en Las Palmas o La Coruña y en los del campo en Las Palmas o Ciudad Real.

En cuanto al registro de jornada, los problemas persisten también en agricultura, construcción o empresas pequeñas de servicios y, en el ámbito del sector público, en las trabajadoras en temas de dependencia y cuidados. «La ley no se puede negociar», insisten desde el sindicato, que critica la falta de respeto de los empresarios «que se la saltan una vez al día y si les da tiempo, dos veces», porque hacerlo «sale muy barato».

Las cotizadas asturianas se olvidan de las mujeres en los consejos de administración

Luis Fernández

El porcentaje de mujeres en estos puestos de responsabilidad supone el 23%

Son más del 50% de la población pero la presencia de las mujeres en puestos directivos todavía es una asignatura pendiente de la sociedad española. A pesar de que en los últimos años la situación ha mejorado sustancialmente debido al impulso de políticas de igualdad -tanto en las administraciones públicas como en la iniciativa privada- la realidad es que queda un largo camino por recorrer para acercarse a la paridad. Un ejemplo más de estas diferencias entre sexos son las cotizadas asturianas, en las que la representación de las mujeres en sus consejos de administración es muy inferior a la de los hombres. En conjunto suponen el 23%, aunque hay casos extremos en los que no llegan ni al 15%.

Seguir leyendo

Comentarios

Las grandes compañías asturianas suspenden en igualdad