El cisma de Cascos deja a Foro con dos fuentes de financiación divergentes

El partido ha conseguido amortiguar la merma de financiación con la reforma para tener grupo propio en la Junta y la entrada de Oblanca en el Congreso el 10N

Francisco Álvarez Cascos y Carmen Moriyón
Francisco Álvarez Cascos y Carmen Moriyón

En el clásico de la antropología «Vacas, cerdos, guerras y brujas: Los enigmas de la cultura», de Marvin Harris se describe con erudición cómo por debajo de muchas expresiones culturales de distintas civilizaciones, que pueden parecer excéntricas como las vacas sagradas de La India, se esconden poderosas razones económicas (las reses en el subcontinente son más productivas vivas hasta la vejez que para servir de alimento). En la crisis destada en Foro Asturias en las últimas semanas, un cisma abierto entre el fundador del partido Francisco Álvarez-Cascos y la presidenta de la formación, Carmen Moriyón, se han esgrimido, al menos por parte de uno de los bandos contendientes, argumentos basados en números de cuentas de gastos. Los afines a la presidenta han respaldado la acusación de que se cerró el grifo a Cascos por un elevado salario (de cerca de 5.000 euros) a que se acumulaban pagos por hoteles, peajes y demás junto a un coche, un chófer y el salario del chófer, todo hasta superar los 10,000 euros o más mensuales. Moriyón llegó a declarar que el partido tenúia que sostener esto mientras mantenía una deuda de 300.000 euros con sus proveedores desde el 26 de mayo.

Pero ¿cuáles son los ingresos de Foro? Tras una debacle en abril y mayo que auguraba un escenario desastroso; lo cierto es que dos cirscunstancias inesperadas vinieron a amortiguar la quiebra, en dos momentos y lugares muy distintos: uno fue la repetición electoral de las generale en noviembre y otra la disposición del PSOE en Asturias que favorecer que IU formara grupo propio en el parlamento asturiano, con sólo dos diputados, lo que de rebote servía también a Foro. El partido no había logrado un escaño en abril e Isidro Martínez Oblaca se había quedado fuera del Congreso. Sólo el crecimiento del PP en noviembre sirvió para devolverle a la cámara baja.

En Asturias, una mayoría aprobó una reforma parlamentaria para que tanto IU, como Foro, como Vox (cada uno con dos diputados) pudieran formar un grupo independiente en la Junta General. Ambas cosas, la que atañe al parlamento autonómico y el regreso de Foro al Congreso se traducen en ingresos para el partido, los más importantes que puede tener más allá de las aportaciones de militantes y cargos electos (en las locales se quedaron con tres alcaldías).

Y no es poco ni en el Congreso ni en la Junta, y cada fuente responde además a una de las orientaciones en discordia dentro de la crisis interna. En el Congreso estará Isidro Martínez Oblanca, fiel a Cascos y que vuelve gracias a una coalición con el PP. La ley prevé que en caso de repetición electoral las retribuciones para los partidos sufran un rebaja. Así, de la cámara salida de noviembre, Foro recibirá el monto de 21.167,64 euros por cada escaño, que en su caso es uno, que prevé el BOE. Además el Estado subvenciona con 0,81 euros cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso, siempre que al menos uno de sus miembros obtenga escaño de diputado. En el caso de la Cámara Alta, la subvención sería de 0,32 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidato que obtenga escaño de senador. Hay también una subvención por gastos de envío directo, por la que el Estado abonará a los partidos 0,21 euros por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso y al Senado, siempre que obtenga el número de votos preciso para constituir un grupo parlamentario, por los gastos electorales originados por el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas o de propaganda y publicidad electoral. Durante el mandato de Rajoy, Foro formó grupo propio con un solo escaño, ya que esa costumbre sí se permite en el congreso estatal, a diferencia de Asturias.

En el Principado, la cámara cuenta con una mayoría muy holgada del PSOE, de 20 escaños, a sólo 3 de la mayoría absoluta necesaria para aprobar unos presupuestos. En el grupo de Foro sus dos diputados se dividen también por preferencias, Pedro Leal más afín a Cascos y Adrián Pumares a Moriyón. 

Por el grupo propio asturiano, Foro recibirá 19.280 euros mensuales a los que hay que sumar una asignación variable por diputado de 2.500, también mensuales y con los que sumaría 5.000 por sus dos escaños. Estos fondos sirven para retribuir también a personal del grupo.

En los partidos cargos electos dedican parte de su sueldo a la financiación de la organización, cada cual con distintos criterios. Además de sus dos diputados regionales, Foro mantiene en esta legislatura tres alcaldías en Asturias: Salas, Peñamellera Alta y Amieva. En la última rendición de cuentas publicada por la web del partido, y correspondiente al cierre de 2017, la formación registraba que contaba con 41.948 euros de ingresos afiliados y simpatizantes, 405 de donaciones y hasta 5.000 de «actividad ordinaria». Por ingresos de origen público, Foro contabilizaba 593.034,39 euros y de origen privado 47.353.

El pasado miércoles, la junta de portavoces en la cámara asturiana daba por mayoría su visto bueno a una subida salarial de los diputados en la misma medida que el resto de trabajadores del sector público, en torno al 2,3 por ciento, aunque los grupos parlamentarios verán congelada la asignación que reciben para su funcionamiento.

El elevado sueldo y la lista de gastos de Cascos que han desatado una guerra abierta en Foro

F. Sotomonte
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.
El ex secretario general del PP Francisco Álvarez Cascos, durante su comparecencia ante la Comisión de Investigación sobre la supuesta financiación ilegal del PP.

El alcalde de Peñamellera Alta señala que en su conjunto los gastos del fundador podían suponer hasta 15.000 euros mensuales para la organización

En los dos bandos enfrentados en la ruptura abierta en Foro entre partidarios de su presidenta, Carmen Moriyón, y su fundador, Francisco Álvarez-Cascos, hay coincidencia al menos en la fecha en la que el expresidente dejó de cobrar importantes emolumentos a cuenta del partido, el pasado mes de junio. Pero hay discrepancias sobre por parte de quién surgió la iniciativa de cerrar ese flujo de honorarios: Cascos afirma que renunció a ellos de forma voluntaria y los afines de Moriyón aseguran que fue la exalcaldesa de Gijón la que cerró el grifo por el importante coste que estaba suponiendo para una organización con recursos menguantes. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El cisma de Cascos deja a Foro con dos fuentes de financiación divergentes