Asturias prevé invertir 150 millones en el Plan de Cercanías hasta 2021

El vicepresidente Cofiño acusa a la herencia de Íñigo de la Serna los problemas ferroviarios y resalta las iniciativas en túneles y apeaderos


El consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, ha negado que el Gobierno regional tenga responsabilidad alguna en la gestión de Feve, ya que hereda «este caos absoluto» de otros Ejecutivos y está tratando de solventarlo con el Plan de Choque de Cercanías; para el que anunció en esta jornada una inversión de 150 millones de euros hasta el año 2021.

Cofiño ha respondido de este modo al diputado regional de Podemos Daniel Ripa, que le ha preguntado en la Comisión de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático sobre qué responsabilidades asume el Gobierno regional por la «desastrosa gestión» de Feve y qué medidas está poniendo en marcha para solucionar este «caos circulatorio».

Para el titular de Infraestructuras, el actual Gobierno «no tiene ni la más mínima responsabilidad directa en este asunto» y ha subrayado que ha puesto en marcha un Plan de Choque de Cercanías para «actuar con celeridad» mientras que se revisa el Plan de Cercanías, una herencia recibida del exministro Íñigo de la Serna, «en formato papel y sin aplicación presupuestaria».

Por su parte, Ripa ha criticado que Cofiño no asuma ningún tipo de responsabilidad en esta gestión, después de que se produjesen 4.000 cancelaciones de trenes en verano en la región y empeorase la situación en invierno, con la cancelación de 118 trenes por falta de mantenimiento de la catenaria.

Asimismo, Ripa ha denunciado el aumento de puntos negros en la región en la red ferroviaria, que han pasado de 20 a 46 en los últimos años, así como la falta de maquinistas en la región, unos problemas que han tenido como consecuencia la pérdida de un 12 por ciento de usuarios en el último año, ha apuntado. Sin embargo, Cofiño ha negado que la situación ferroviaria en Asturias haya empeorado desde el verano, ya que «los datos dicen lo contrario».

Además, ha defendido la apuesta inversora del Gobierno regional para mejorar esta red, a la que ha destinado 12 millones de euros para intervenciones en túneles y apeaderos, 5,5 millones de euros en una veintena de actuaciones de mantenimiento y que tiene previsto invertir 150 millones de euros hasta 2021 en este ámbito. 

El diputado de la formación morada también ha interpelado a Cofiño por la postura del Gobierno regional sobre la reducción de apeaderos. Sobre este asunto, el titular de Infraestructuras ha reconocido que es un tema que deberá ser discutido en la revisión del Plan de Cercanías que acometerá el Principado en las próximas semanas. Algo que ha sorprendido a Ripa, que le ha recordado que ya preguntó por este problema en comisiones anteriores a Cofiño, quien aseguró que «no se contemplaba esta supresión».

Para la formación morada, esta hipotética supresión «no tiene ni que estar sobre la mesa», ya que la red de cercanías debe vertebrar la zona rural y esta media provocaría «lo contrario». Bajo su punto de vista, la mejora del servicio pasa por incluir «paradas facultativas» e invertir en nuevas tecnologías, no por eliminar apeaderos.

No obstante, Cofiño ha subrayado que el hecho de que se plantee una posible eliminación de apeaderos «no quiere decir que ya se haya tomado una decisión al respecto». En este sentido, el titular de Infraestructuras ha incidido en que el Gobierno regional tratará de combinar la «rapidez» y la «conectividad» para garantizar un buen servicio ferroviario sin que ninguna zona «se quede desconectada»; según recogió EFE.

La «T» ferroviaria que justifica un tren Transcantábrico que recorra la cornisa

L.O.

Más de un tercio de los flujos de circulación de Asturias recorren el Cantábrico

Los flujos de circulación de Asturias y hacia Asturias se componen en forma de tridente: un enorme eje horizontal que recorre las comunidades de la Cornisa Cantábrica y un tronco hacia el sur que se dirige en primer lugar y de forma destacada hacia León y después hacia el sur. La demanda más candente para la culminación de las infraestructuras pendientes en Asturias se centra especialmente en la conclusión de la Variante de Pajares, para conectar definitivamente al Principado con el tren de alta velocidad, para pasajeros y para mercancías. Sin embargo, otra de las iniciativas que atañen a la conexión ferroviaria de todos los puertos del litoral norte, el Transcantábrico está más apagada a pesar de haber reunido una alianza de comunidades, con Galicia y Asturias además de Cantabria. El mapa de movimientos tomados a partir de los datos de telefonía móvil y que fueron publicados esta semana por el Ministerio de Fomento, ponen de relieve la importancia de estos flujos para la economía asturiana.

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias prevé invertir 150 millones en el Plan de Cercanías hasta 2021