Las policías locales cazan a más de 260 asturianos al margen del decreto de alarma

Gijón y Avilés son las dos localidades donde los agentes han tramitado más propuestas de sanción.

Policía local de Avilés
Policía local de Avilés

Hay de todo, como en botica. Gente que pasea hasta la extenuación a sus animales, ciclistas que creen que el coronavirus no les pillará si están encima de la bici, adolescentes que quedan en un banco con los colegas, viejecitos que hacen su ronda diaria y hasta establecimientos que abren sus puertas porque sí. Los agentes de la Policía Local están sobre el terreno y, al igual que Guardia Civil y Policía Nacional, realizan a diario decenas de identificaciones de asturianos que se saltan el decreto de alarma y salen a la calle sin motivo justificado. En unos casos solo advierten pero en otros proponen para sanción. El lunes fue más una jornada de transición. Desde entonces, se han puesto las pilas. Así se han abierto más de 260 expedientes que se han remitido a la Delegación del Gobierno. Avilés y Gijón son las dos localidades que más acumulan. Oviedo sorprende, en cambio, por su escaso número. Tampoco hay ninguna, por poner un ejemplo más, en Lena. En Siero o en Llanes, recopilan información.

Los datos

Las dos actualizaciones notificadas por el Ayuntamiento de Gijón desde el pasado lunes suman 125 propuestas de sanción, 50 el primer día y 78 el segundo, muchos más varones que mujeres. Algunos de ellos, menores. 13 de ellos, mayores de 70 años. Los motivos fueron de lo más variados, desde jóvenes charlando en un banco, a dos locales de hostelería abiertos, con los clientes consumiendo drogas y tabaco, o personas caminando sin motivo justificado.

La actividad se ha ido intensificando en Avilés. El primer día o los avilesinos fueron más cumplidores o los agentes más laxos, al tratarse de la primera jornada de aplicación del decreto. Lo cierto es que solo se identificó a 33 personas, se propuso para sanciones a 13 y se interceptaron 15 vehículos. Sin embargo, en la segunda jornada, los datos se dispararon. Se identificó a 204 avilesinos, se propuso para sanción a 43 y se inspeccionaron 22 vehículos. En Castrillón, por el momento, no ha habido propuestas de sanción pero sí un detenido, una persona que salió con normalidad a la calle y que se enfrentó a los agentes que se lo recriminaron. Terminaron llevándole ante la Guardia Civil. 

En cambio, en Oviedo, fuentes de Seguridad Ciudadana han asegurado que el volumen de denunciadas pasadas a la Delegación del Gobierno ha sido muy inferior. En total, sumadas todas, habla de unas 27. En esta ciudad, recorren las calles no solo los agentes de la Policía Local sino también la Policía Nacional con megafonía y patrullas de dos militares.

En las cuencas, también se ha trabajado con intensidad. Los agentes de Langreo han propuesto para sanción a nueve personas, uno de ellos un ciclista rompecuarentenas que fue localizado por los policías en multitud de puntos del concejo el mismo día. Otro de ellos conducía sin tener carné un coche sin ITV, en el que viajaban tres personas más. En San Martín del Rey Aurelio, la cifra es superior, al alcanzar la veintena. En Laviana, hubo otras 12 más, incluido un negocio de hostelería que tuvieron que cerrar. En el Caudal, todo parece más tranquilo. En Lena no se produjo ninguna y en Mieres 10, de estas nueve fueron a peatones en la calle y la décima el cierre de una ferretería que había abierto.

Las sanciones económica puede llegar a ser cuantiosa. Quienes incumplan el decreto de alarma podrán enfrentarse, por ejemplo, a sanciones de entre 100 y 600 euros por retirar una valla o precinto; de hasta 30.000 euros por negarse a identificarse ante un agente o de hasta 60.000 por conductas que pongan en grave riesgo la salud de la población. De acuerdo a la Ley General de Salud Pública y la Ley de Salud del Principado, abrir un negocio puede acarrear multas que parten de los 3.000 euros.

El Gobierno estudia montar un hospital de campaña en el exterior del HUCA

La Voz
La UME desinfectando el HUCA
La UME desinfectando el HUCA J.L. Cereijido

Estas instalaciones provisionales servirían para realizar el triaje de los pacientes que llegan a Urgencias

La comisión de coordinación del coronavirus en Asturias comienza a dar pasos para tratar de adelantarse al pico de la epidemia. Esa es la razón de la que haya asumido el refuerzo de los militares de cabo Noval, que se suman a los desplegados por la Unidad Militar de Emergencias (UME), y también de que se esté barajando la posibilidad de montar un hospital de campaña en el exterior del Hospital Universitario Central de asturias (HUCA). Así lo ha adelantado la delegada del Gobierno, Delia Losa.

Losa ha explicado que el ejército ha comenzado a desplagarse en Asturias con dos funciones fundamentales. La primera consiste en reforzar el trabajo que están desarollando tanto Guardia Civil como Policía Nacional y las Policías Locales en materia de control de las restricciones, para hacer cumplir el estado de alarma. la segunda de sus funciones radica en apoyar a las autoridades sanitarias.

Seguir leyendo

   

Comentarios

Las policías locales cazan a más de 260 asturianos al margen del decreto de alarma