El Sespa cierra 64 consultorios periféricos para blindarse frente al coronavirus

Concentra las urgencias de Atención Primaria en 53 puntos repartidos por la región. La gerente anuncia la reordenación para garantizar los turnos y el relevo de profesionales. Consulta el listado completo

PUERTA LA VILLA GIJON.Personal sanitario controla el acceso al Centro de Salud de Puerta de la Villa, durante la pandemia de coronavirus
Personal sanitario controla el acceso al Centro de Salud de Puerta de la Villa, durante la pandemia de coronavirus

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) se blinda contra el coronavirus. La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, ha anunciado una extensa reorganización temporal de la Atención Primaria para poder garantizar la asistencia sanitaria, los turnos de trabajo de los profesionales y para tener siempre el relevo garantizado. Así que ha decidido cerrar 64 consultorios periféricos y concentrar la atención en 63 centros de salud y en otros 67 periféricos diferentes. Las urgencias se atenderán en 53 puntos de atención continuadas. Las áreas sanitarias con más cierre de instalaciones y más modificaciones son la VI, del oriente; la III, con cabecera en Avilés; y las I, del noroccidente. Saavedra ha señalado que este nuevo mapa temporal se ha diseñado teniendo en cuenta la población, la dispersión y también el envejecimiento. 

«No es un cierre, es una medida de reorganización para conseguir una optimización de los recursos», ha matizado la gerente, consciente de que asociar la palabra cierre a instalaciones sanitarias es siempre delicado. Lo que pretenden es concentrar los recursos humanos en determinados centros para así poder crear un nuevo modelo de trabajo basado en circuitos. Habrá una zona de triaje previa donde se separará a los pacientes que lleguen con problemas respiratorios y puedan padecer COVID-19. Estos irán a parar a manos de un equipo concreto. El resto irán a otro equipo diferente. El resto del personal se dedicará a la atención telefónica, tanto para el seguimiento de los positivos como para el de sus propios pacientes crónicos. La indicación sigue siendo la misma de las últimas semanas: no acudir a los centros de salud salvo que sea imprescindible, por una urgencia. Si un paciente sospecha que puede padecer coronavirus, debe llamar a uno de los tres teléfonos habilitados en el Principado: 984 100 400, 900 878 232 o 112 (marcando el 1).

Instrucciones

Cada paciente de un consultorio periférico cerrado tendrá uno de referencia al que deberá acudir. Estas agrupaciones estarán indicadas en carteles informativos y el Sespa intentará difundir la información por todos los canales posibles. Aconseja que no se acuda ni siquiera cuando se está con una incapacidad temporal. A los trabajadores de baja también se les atenderá por teléfono y se les darán los partes por otro medio que no sea el presencial en el centro. 

También se está avanzando en la preparación de la atención hospitalaria para cuando se registre el pico de la epidemia. En el exterior del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), los militares están montando un hospital de campaña de 400 metros cuadrados, con una sala para tomar los datos del paciente, una estancia para el triaje, una consulta, una sala de estar y otra para la realización de pruebas radiológicas con equipos portátiles. Este es el espacio en el que se decidirá qué hacer con los pacientes que van llegando, cuáles pueden tener coronavirus y cuáles tienen que ir por otro circuito. Más adelante, está previsto instalar unos puestos médicos avanzados, de menor tamaño, en el exterior del hospital San Agustín y de Cabueñes. 

Ya están preparadas las áreas de hospitalación en aislamiento, que se irán llenando de manera organizada. El HUCA atenderá, en principio, los ingresos de los afectados de las áreas I, II, IV y V. En el Hospital Universitario de San Agustín serán hospitalizados los de su área sanitaria y el Vital Álvarez Buylla de Mieres atenderá las hospitalizaciones de las Cuencas Mineras y del Oriente. Esta organización puede variar según vaya evolucionando la pandemia. De hecho, inicialmente se había apuntado la posibilidad de que fuera en cascada, es decir, que a medida que uno se fuera ocupanso se pasara a otro. Hay 156 camas previstas en el HUCA, 31 en el San Agustín y 28 del Álvarez-Buylla, en Mieres. En el resto también se están buscando espacios adecuados. Con las camas de UCI, hay 60 organizadas en el HUCA, once en el San Agustín y ocho en el Álvarez-Buylla, que contará con el refuerzo de la UVI del Valle del Nalón.

Los cierres

Los cierres de consultorios han sido organizados por áreas sanitarias, de acuerdo a los criterios anunciados por la gerente del Sespa.

En el Área I, se cierran los consultorios de Ayones, Paredes, Cadavedo, Querúas, Muñás y Carcedo, y sus pacientes pasarán a ser atendidos en el centro de Salud de Trevías. Se cierra Belén y pasa a depender de Luarca. Se cierran Coaña y Puerto de Vega y pasan al de Navia. Los de La Caridad pasarán a ser atendidos en Tapia de Casariego. Se cierra Castropol, Figueras y San Tirso de Abres y tendrán que desplazarse a Vegadeo. Se cierran Santa Eulalia de Oscos y Villanueva de Oscos y sus vecinos tendrán que ir a San Martín. Se cierra Pesoz y sus cartillas sanitarias pasan a Grandas de Salime. Se cierra Ponteciella y sus pacientes pasan a Villayón y los de Illano, que también dejará de abrir, pasan a Boal.

En este área sanitaria la atención continuada de Trevías, es decir, sus urgencias, se cierra y se integra en Luarca. El de Villayón pasa a reforzar Navia. Se mantiene intacto el de Tapia de Casariego. El de Taramundi se integra en vegadeo, que es el que seguirá abierto. El de Grandas de Salime cierra y se suma al de los Oscos. Lo mismo pasa con el de Illano, que se integra con Boal.

En el Área II, se cierran los consultorios de Gera, Soto de la Barca y Tuña y pasan a depender de Tineo. Tampoco abrirá el de Bárcena del Monasterio y sus pacientes tendrán que desplazarse a Navelgas. Cierran Besullo y Arbás y se agruparán con el centro de Salud de Cangas del Narcea. Son los únicos cambios en este área. El resto de consultorios y centros de salud permanecen abiertos y los puntos de atención  continuada no sufren ninguna modificación. 

En el Área III, con cabecera en Avilés, se cierran los consutorios de La Carriona e Illas y pasan a depender del centro de Salud de La Magdalena. Se cieran los de Trasona y Cancienes y sus pacientes tendrán que desplazarse a Las Vegas. Cierran Endasa y Valliniello y pasan a Llano Ponte. Tampoco abrirán San Martín de Luiña y Oviñana y pasan a Cudillero. El de San Esteban de Pravia cierra y sus cartillas sanitarias se asignan a Muros de Nalón. Lo mismo pasan con el de San Juan de la Arena, que pasa a Soto del Barco. El consultorio de San Jorge de Manzaneda (Gozón) se cierra y sus pacientes pasarán a ser atendidos en Luanco.

En cuanto a la atención continuada funde las tres urgencias de La Magdalena, El Quirinal y Llano Ponte en uno, que funcionará agrupado en el Quirinal. Unifica Corvera y Villalegre y se instalará en el de Corvera. Mantiene los de Gozón, Castrillón y Cudillero y funde Pravia y Soto del Barco en uno, que estará abierto en Pravia.    

El Área IV, con cabecera en Oviedo, sufre pocos cambios. Cierra el consultorio de La Manjoya y sus pacientes pasan a ser atendidos en Otero. Cierra el de Ceceda y pasa a depender de Nava. Cierran los consultorios de Bayo, Yernes, Gruyos, Villabrille y Sama de Grado y se agrupan todos en el centro de salud de Grado. Cierra el de La Foz y pasa a Riosa. 

La atención continuada en la ciudad de Oviedo sufre una reordenación más intensa. Cierran las urgencias Centros Sur, Otero y Ventanielles y se concentran en La Lila. Cierran las de Vallobín y El Cristo y se integran en La Ería. Cierran El naranco y El Cristo y se integran en Pumarín. El de Candamo cierra y se integra en Grado. 

Algo similar ocurre con el Área V, con cabecera en Gijón. Solo cierra el consultorio de El Empalme, cuyas tarjetas sanitarias pasan a ser atendidas en Candás. Cierra el de Tremañes, cuyos pacientes serán atendidos en El Natahoyo y cierra el de la Venta las Ranas cuyos vecinos se desplazarán a Villaviciosa. La atención continuada de Candás y Villaviciosa se mantiene pero se agrupan todas las del concejo de Gijón. El Natahoyo se integra en La Calzada, que será el que permanecerá abierto. Zarracina, Perchera y Laviada cierran y se agrupan con Puerta La Villa, que será el que abrirá. Cierran Contrueces, Severo Ochoa y Roces-Montevil y se agrupan en el de El Llano.

El Área VI suma más cambios. Cierra el consultorio de Villamayor y sus pacientes serán atendidos en el centro de salud de Infiesto. Cierran los consultorios de Caravia y Lastres y se agrupan todos en Colunga. Cierran en Benia y Amieva y todas sus cartillas se desplazan al centro de salud de Cangas de Onís. Cierran Nueva de Llanes, Pendueles y Colombres y pasan a ser todos atendidos en Llanes. Cierra Arenas de Cabrales y sus pacientes tendrán que ir al consutorio de Carreña. Cierra el de Alles y tendrán que desplazarse hasta Panes.

En cuanto a la atención continuada solo se realiza una agrupación. Los de Posada y Llanes se unen en uno con sede en Llanes. Se mantienen, por tanto, los de Cangas de Onís, Ponga, Panes, Cabrales, Infiesto, Arriondas, Colunga y Ribadesella

El Área VII prescinde del consultorio de La Rebollada, que pasa a Mieres Norte. Cierra el consultorio de Santa Cruz y sus pacientes tendrán que ir hasta Figaredo. Cierra Villallana y sus cartillas sanitarias se integran en Pola de Lena. Cierra el consutorio de Puentes Los Fierros y sus pacientes se desplazarán a a Campomanes. Cierra Boo y Nembra y los pacientes de ambos pasan a Moreda. Cierra Casomera y sus vecinos dependen del consultorio de Collanzo. Cierra también Piñeres y sus cartillas pasan al centro de salud de Cabañaquinta.

En cuanto a la atención continuada, se mantienen las urgencias de Moreda y Cabañaquinta. Se regrupa Valle de Turón y Figaredo, y el que permanecerá abierto será Valle de Turón. El de Campomanes se agrupa con el de Pola de Lena y este último será el que permanezca abierto. 

El Área VIII cierra el consultorio de Barros, que queda en el centro de salud de Riaño. Cierra Lada y sus cartillas pasan a La Felguera y cierra La Nueva, que pasa a Ciaño. También cierra Barredos, Villoria y el Condado, que se desplazan al centro de salud de Laviana. Se cierra la Hueria de Carrocera y sus pacientes serán atendidos en el centro de salud de El Entrego. 

En cuanto a la tención continuada, se mantienen las de Laviana y Caso-Sobrescobio. Los SUAP de La Felguera y Sama de Langreo se unen en el centro de salud de La Felguera. Las urgencias de Sotrondio y el Entrego se concentran solo en el Entrego. 

Más de 200 profesionales sanitarios asturianos, en aislamiento preventivo

s.d.m.
La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, durante la rueda de prensa online
La gerente del Sespa, Concepción Saavedra, durante la rueda de prensa online

La gerente del Sespa explica que 84 pertenecen a la red de Atención Primaria

Más de 200 profesionales sanitarios asturianos se encuentran en situación de aislamiento preventivo. En total son 207, de los que 84 pertenecen a la red de Atención Primaria. Así lo ha explicado la gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, en una comparecencia en la que ha informado de todas las novedades que se introducirá en el sistema durante los próximos días para estar preparados para afrontar el pico de la epidemia de coronavirus. Saavedra ha explicado que se están cumpliendo con todos los protocos. En los próximos días se reforzará toda la atención teléfonica. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Sespa cierra 64 consultorios periféricos para blindarse frente al coronavirus