El «chollo» de Aucalsa en el Huerna: recibirá más ingresos o ampliará la concesión hasta 2057

El Ejecutivo autoriza subir el 15% del tiempo de concesión o mejoras económicas a causa del coronavirus

La autopista del Huerna.La autopista del Huerna
La autopista del Huerna
Juan M. Arribas

Las concesiones de autopistas se rigen en España por un principio básico para sus intereses: nada, absolutamente nada podrá alterar el equilibrio financiero de sus contratos. Si las administraciones públicas titulares de las infraestructuras que gestionan modifican con alguna orden o mandato las condiciones de su negocio, tendrán que recibir a cambio una compensación. Y esa reparación consta entre las medidas extraordinarias que el Gobierno central adoptó el 17 de marzo para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus.

«Las medidas adoptadas por el Estado, las comunidades autónomas o la Administración local para combatirlo [al COVID-19] darán derecho al concesionario al restablecimiento del equilibrio económico del contrato», se señala expresamente en el artículo cuarto del decreto ley al aludir a los derechos reconocidos en las concesiones de obras y servicios públicos. Es decir, que lo que pierdan en el caso de las autopistas sus empresas gestoras por el descenso en su tráfico a cuenta de las restricciones a la movilidad decretadas, les serán reembolsadas.

El Gobierno establece dos vías para esa compensación: la ampliación del contrato en un máximo del 15% del tiempo establecido en la concesión, o modificando las cláusulas económicas del pacto, entre el que podría figurar una elevación extra de peajes.

La Autopista del Huerna, cuya concesión fue ampliada por Francisco Álvarez-Cascos hasta el año 2050, ya se sitúa cerca del tope máximo legal de años de concesión para una autopista, 75 en total. De autorizarse el citado máximo de un 15% a mayores, habría que añadir siete años y medio más para que concluyese por tanto el cobro de peajes en el 2057. Dicha posibilidad chocaría con la afirmación del ministro de Transportes de que en Asturias se soportan «peajes injustos» por su larga duración.

La otra vía, la de modificar las cláusulas económicas de la concesión, tendría que definirse entre Aucalsa y el Gobierno, si bien el Ejecutivo adelanta expresamente en el decreto que «el reequilibrio, en todo caso, compensará a los concesionarios por la pérdida de ingresos», o el aumento de gastos si la lucha contra el coronavirus se los originase. Aucalsa recauda una media diaria de unos 100.000 euros y el Gobierno regional anunció que negociaba una bonificación en el precio para los usuarios. Eso fue antes de la pandemia. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El «chollo» de Aucalsa en el Huerna: recibirá más ingresos o ampliará la concesión hasta 2057