Asturias podría exportar mascarillas recicladas y ahorrar millones de euros al día

Navarra, País Vasco y Galicia preguntan al Principado por el proyecto altruista del consorcio instalado en Gijón. El consejero indica que la prioridad es el abastecimiento interno

El profesor de la Universidad de Oviedo y responsable de Investigación, Desarrollo e Innovación de Bioquochem, David Hevía (c), explica el procedimiento de esterilización y reciclaje de mascarillas en presencia del consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Principado de Asturias, Borja Sanchez
El profesor de la Universidad de Oviedo y responsable de Investigación, Desarrollo e Innovación de Bioquochem, David Hevía (c), explica el procedimiento de esterilización y reciclaje de mascarillas en presencia del consejero de Ciencia, Innovación y Universidad del Principado de Asturias, Borja Sanchez

Todavía no se han comenzado a distribuir y ya han despertado mucho interés en toda España. Navarra, Galicia y País Vasco han preguntado al Principado la posibilidad de enviar sus mascarillas usadas para reciclarlas en la fábrica que se está montando en Gijón y que desde el pasado viernes se encuentran afinando el sistema de producción. El consejero de Ciencia e Innovación, Borja Sánchez, ha explicado que la prioridad es abastecer el mercado interno asturiano pero también ha aclarado que empezarán fabricando medio millón al día y que le maquinaria tiene capacidad para escalar la fabricación y multiplicarla, por lo que, una vez que esté en funcionamiento y si no hay contratiempos, estaría en disposición de atender la demanda de otras comunidades. Sánchez ha insistido en que un momento en el que el mercado del material sanitario es tan inestable, «podría suponer millones de euros de ahorro al día».

Así lo ha explicado en una comparecencia en la que ha hecho balance de todos los proyectos de fabricación de materiales que la región tiene en marcha, desde los respiradores 3D, por los que se ha interesado la NASA, y que siguen a la espera de la validación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, o la fabricación de pantallas mediante el mismo sistema, cuyos fabricantes están introduciendo correcciones aconsejadas también por la Agencia.

Las mascarillas

Asturias inició el viernes la producción masiva de mascarillas recicladas para uso sanitario, en un proyecto en el que se han implicado más de una docena de empresas, lideradas por Bioquochem, Therman y Olmar, con el apoyo del Principado. La intención de esta alianza empresarial, que trabaja de manera altruista, es distribuir de forma gratuita este material, fundamental para la protección contra el COVID-19, siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitarias. Para ese proceso de logística se ha implicado al Ejército. Borja Sánchez ha explicado que esa es la fase en la que se encuentran en estos momentos, afinando el proceso de fabricación y de empaquetado y viendo con el Ejército cómo se puede realizar con seguridad el reparto. «Se está optimizando. La fabricación está operativa en unos días», ha aclarado.

Una vez que ya esté funcionamiento, entonces llegará el momento de ver la posibilidad de atender la petición de Navarra, País Vasco y Galicia. El consejero es optimista ya que el proceso de producción se ha montado de tal manera que es fácilmente escalable y el medio millón de mascarillas diarias con que se comenzará se podría multiplicar con rapidez. Así que es posible que una vez atendida la demanda interna de Asturias se pueda seguir con el resto. La idea de Navarra, Galicia y País Vasco es mandar su propio material para reciclar, por lo que sería un camino logístico de ida y vuelta. Mandarían mascarillas usadas y recibirían las recicladas. Esos temas de transporte están también por concretar.

Los respiradores

Los respiradores 3D son uno de los proyectos que más interés ha despertado, tanto los que están desarrollando el consorcio de centro de I+D+i de las empresas ArcelorMittal, ThyssenKrupp y el centro tecnológico Idonial, que es un modelo que ya ha superado las pruebas en animales y que supone un control del flujo de aire diferente al del otro proyecto de respirador que está desarrollando el equipo de Reesistencia Team. Estos dos diseños están ya en manos de la Agencia Española del Medicamento y los Productos Sanitarios, para su evaluación. Este organismo ya ha realizado algunas correcciones.

Borja Sánchez ha explicado que están pendientes del visto bueno definitivo. Debido a la crisis del coronavirus, la Agencia ha habilitado un sistema de evaluación y acreditación extraordinario para material que puede ayudar en la lucha contra la epidemia. Se trata de un mecanismo más rápido de lo habitual. El consejero ha matizado que llevan unas semanas de tramitación y que esto no implica que se haya producido ningún retraso, sino que todo lleva un procedimiento. «Lo habitual es que se prolongue un año o incluso más, así que unas semanas no son ningún retraso», ha aclarado.

El responsable de Ciencia e Innovación ha dejado claro que la seguridad es la prioridad absoluta y que no se pueden empezar los ensayos clínicos con pacientes, que sería el siguiente paso en el caso de los respiradores, sin tener todas las garantías.

En cuanto a las pantallas de protección 3D, se sigue a la espera del visto bueno definitivo. La Agencia Española del Medicamento había enviado unas correcciones al prototipo original. Se hicieron los cambios, se volvió a mandar y se ha recibido una reevaluación. El consejero ha indicado que queda un parámetro más por analizar para conseguir la acreditación definitiva. De estos equipos de protección para el personal sanitario, se han remitido tres modelos al Centro Nacional de Medios de Protección (CNMP) de Sevilla, acreditado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Los tres son obra del consorcio integrado por el Centro Global de I+D de ArcelorMittal, Thyssenkrupp Elevator Innovation Center, y el centro tecnológico IDONIAL, que también está implicado en la fabricación de pantallas protectoras diseñados en conjunto por los tres socios. Una vez que se obtenga la acreditación de que se adecúan a los estándares para ser utilizadas por el personal sanitario comenzarán su producción de forma masiva.

La fabricación de geles hidroalcohólicos, otro proyecto surgido durante la epidemia, comenzó el pasado viernes y ya se han elaborado más de 5.000 litros, según ha confirmado Borja Sánchez. La fórmula que están utilizando sigue los parámetros utilizados por la Organización Mundial de la Salud, para la limpiezas de manos y de superficies. Es también una iniciativa altruista de las empresas asturianas Asturquimia, Auxquimia y Metrohm DropSens, que cuentan con la financiación de la Fundación EDP. La administración ha explicado que en los últimos días se han incorporado más firmas.

Comentarios

Asturias podría exportar mascarillas recicladas y ahorrar millones de euros al día