Asturias: Turismo seguro, el sector pide suprimir peajes y ampliar terrazas

La patronal reclama rediseñar la marca Asturias y promover que una comunidad «saludable» y que no tiene «masificaciones

Playa de Gulpiyuri
Playa de Gulpiyuri

Ante un panorama apocalíptico para buena parte de los establecimiemtos de la hostelería y el turismo, la patronal augura que tendrán que cerrar definitivamente una de cada tres empresas en Asturias tras el Estado de Alarma, el sector ya piensa en cómo reiventarse en los proximos meses con una serie de ideas clave: el rediseño de la marca Asturias más allá del paraíso natural, como un destino seguro en el que no hay turismo de masificación. También el impulso definitivo a la solución de las carencias en comunicaciones, desde los vuelos a la supresión del peaje del Huerna. E incluso una reforma de excepcionalidad, durante un periodo de dos años, en la normativa de las terrazas para garantizar que haya espacio suficiente que permita el distanciamiento social necesario para evitar el contagio.

Todas ellas son medidas incluidas en el documento presentado este lunes por Otea, Arca (Alojamientos Rurales de Asturias) y Campings de Asturias. En un balance el que ponen de relieve que «el sector hostelero y turístico fue el primero en cerrar, y todo parece indicar con toda seguridad que será el último en abrir», las pérdidas que se auguran son astronómicas: una pérdida de facturación del 40% en 2020 y hasta 14.000 empleos directos e indirectos afectados.

De cara al futuro, el informe plantea entre otras medidas que, dado que cuando se permita reabrir a los establecimientos será necesario que cambie el aforo, los ayuntamientos deberían permitir la posibilidad de ampliar el espacio de ocupación de las terrazas. ¿Cuánto? No llega a concretarse la petición, pero el informe reclama «una excepcionalidad en los límites actuales», que se mantenga vigente durante los años 2020 y 2021 «de tal forma que haya mayor aforo en el exterior de los locales manteniendo las distancias de seguridad».

Asturias: destino seguro

En un contexto en el que el carácter global de la epidemia supondrá una merma importante de los viajes internacionales, el informe apuesta por la reinvención de la marca Asturias para atraer visitantes. Más allá del Paraíso Natural, los autores del informe señalan que debe promocionarse la comunidad como un destino seguro en el que se destaquen una serie de ideas fuerza: la de que el turismo en la comunidad es, además de natural, saludable, y la de que se trata de un turismo «de tranquilidad, sin masificaciones». La patronal de la hostelería y el turismo también reclama que se promueva Asturias como «segunda residencia de España».

Antes de que comenzara la epidemia, lo cierto es que las primeras cifras de febrero ofrecían una buena perspectiva para el sector en Asturias. Las pernoctaciones tanto en apartamentos como en establecimientos de turismo rural o cámping se habían incrementado respecto al mismo mes del año pasado un 59% más.

También según Sadei, los hoteles asturianos recibieron en enero 68.099 viajeros, casi un 20% más que en enero del año pasado y su facturación interanual se había incrementado un 5,7%.

Para que regresen los turistas es preciso en todo caso que se concluyan muchas de las infraestructuras pendientes, algunas desde hace décadas, para facilitar las comunicaciones con el Principado. Por eso el informe exige de forma directa la supresión del peaje del Huerna. En la actualidad el peaje se cobra el único paso por autopista entre Asturias y la meseta, en una concesión que se prorrogó por decisión del entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, hasta el año 2050. En total, la concesión a Aucalsa se extenderá por un periodo de 75 años, una de las más largas de todo el Estado y es por eso, por la enorme carga del rescate, por lo que no se ha recuperado para la propiedad pública.

En este sentido, el informe señala también que se facilite la conectividad de alta capacidad fija y móvil en todo el territorio. La creación de un portal específico de que permita paquetes de viajes combinados y atienda a la oferta de alojamientos pero también guías y agencias de viaje. Otra sus peticiones es la mejora de las comunicaciones aéreas de Asturias con «compañías de bajo coste». Lo cierto es que, antes de que se declarara la epidemia, las cifras del aeropuerto de Asturias mostraban un aumento de vuelos y viajeros.

En la actualidad, durante el Estado de Alarma, el aeródromo asturiano ha reducido su actividad al mínimo; ha pasado de gestionar una media de unos 70 vuelos semanales a quedarse en tan solo seis. Estos tienen como origen o destino las ciudades de Madrid o Barcelona, y se están operando los lunes, martes, jueves y domingos.

El informe de la patronal también reclama que una línea de ferrys que conecte Asturias con Francia y las islas británicas.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Asturias: Turismo seguro, el sector pide suprimir peajes y ampliar terrazas